Posteado por: diariodelgallo | septiembre 16, 2010

LA NOVELA DE LA GUERRILLA EN GUATEMALA de Luis Gustavo Adolfo Berganza

INTRODUCCIÓN

En la segunda edición de su Historia crítica de la novela guatemalteca, Seymour Menton afirma que la nueva novela de este país se inicia con la publicación de Los compañeros de Marco Antonio Flores.

Esas otras tres novelas son Los demonios salvajes, de Mario Roberto Morales, El pueblo y los atentados, de Edwin Cifuentes y Después de las bombas, de Arturo Arias.

Existe, pues, una valoración crítica de estas obras que las ubica dentro de una corriente novelística distinta de las que las precedieron.  Al planteamiento de Menton se suma también el de Elsa Nuila Paredes, quien en su tesis de graduación como licenciada en Letras afirma, al referirse a Marco Antonio Flores y a sus contemporáneos:

Estos autores vivieron la experiencia de la transición de la dictadura a la libertad y al mismo tiempo vivieron el paso de la experiencia democratizadora al inicio de nuevo proceso social, político y económico que sentó las bases para el desarrollo que el país ha tenido hasta el presente.

Durante muchos años, Los compañeros, Los demonios salvajes y Después de las bombas, tres novelas cuyo denominador común es presentar argumentos que plantean la resistencia y la subversión del orden establecido, permanecieron si no ignoradas, al menos relegadas en los estantes de las librerías y en la memoria de los críticos y lectores guatemaltecos.  Al parecer, lo que influyó en esto fue, precisamente, la circunstancia de abordar el tema de la rebelión contra el Estado en el mismo momento en que se producía el resurgimiento de la guerrilla y el país empezaba a encerrarse dentro de sí mismo, debido al terror contrainsurgente.  Por fortuna, la apertura política que se inicia a partir de 1984 empieza a manifestarse también en el campo de la literatura con la reedición, en 1992 por la editorial Oscar de León Palacios, de Los Compañeros.

De la misma manera que esta novela fue pionera al inaugurar esta tendencia, de esa misma forma precedió a las otras cuatro en ser reimpresa.  Luego siguió Los demonios salvajes, publicada también por Editorial Oscar de León Palacios en 1993.  Recién, en 1997, Artemis Edinter reedita Después de las bombas.  En el ínterin, también, otros escritores se aventuraron a explorar las posibilidades temáticas y formales que estas cuatro obras habían inaugurado.

Desde un punto de vista de la sociología de la literatura, el hecho que estas tres obras hayan vuelto a publicarse refleja no solo el interés por parte de los editores y libreros de reponer existencias, sino además es un indicio que estas novelas mantienen su funcionamiento y vigencia, como obras literarias.

Descargar el documento completo: la novela de la guerrilla en guatemala

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 369 seguidores

%d personas les gusta esto: