Posteado por: diariodelgallo | octubre 23, 2007

LA VIDA DE HUMBERTO AK´BAL

akabal

En Momostenango, un puñado de cabañas perdidas entre el verde milenario de la selva, en la Guatemala maya, nació Humberto Ak’bal.

Es el primer poeta latinoamericano en obtener el Premio Internacional de Poesía Blaise Cendrars 1997, en Neuchatel, Suiza, e invitado para impartir talleres de poesía en la Schule fur Dichtung, de Viena, Austria, en 1996. Ha hecho lecturas de su poesía en auditorios y universidades de España, Francia, Alemania, Australia, Suiza, Italia, Estados Unidos, México, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, Honduras, Panamá, Colombia, Venezuela y Argentina.

Premio nacional de literatura ¨Miguel Angel Asturias¨ (que rechazo) Humberto Ak’abal nació en Momostenango, Guatemala  en 1952. Es poeta de la etnia Maya K’iche. Piensa y escribe sus poemas en lengua K’iché y los traduce al español. Publicó tres libros de poemas. Su última obra Retoño Salvaje fué traducida al francés y al inglés.

Dice de él Francisco Morales Santos: “La poesía de Ak’abal es fuerte, toda vez que entre ésta y la vida no existe límite alguno. Otras de sus obras: Ajyuq’ El animalero (1990), Guardián de la caída de agua (1993), Hojas del árbol pajarero.(1995), Lluvia de luna en la cipresalada (1996) y Ajkem Tzij / Tejedor de palabras (1996). Su padre se empeñó en que fuera a la escuela: estaba obsesionado con que aprendiera a escribir para que no se burlaran de él. «A quien no sabe escribir su nombre -le decía- no le tienen por hombre, sino por bestia de carga».

Humberto Ak’abal dejó la escuela a los doce años. Con un hatillo en el que había dos camisas y dos pantalones se dirigió a la capital, donde su padre le había encontrado ya un señor al que servir. Del sucio tumulto urbano, tan diferente de las soledades de su infancia, sólo una cosa le asombró: la vitrina llena de libros de La Cadena de Oro. Frente a aquellos volúmenes, abarquillados por el sol, se pasaba los ratos libres. Había una portada que le atraía especialmente: en ella un rostro se desmoronaba o se pudría. ¿Qué contará ese libro?

Llegó a soñar con él. Llegó a fantasear una historia de locos, muertos y brujos. Un día se atrevió a entrar y preguntar el precio: «Dos quetzales con cincuenta centavos», le dijo el librero. Trabajó duro, trabajó durante meses y meses, dejó de comer, llegó a sisar a su amo, para poder reunir esa cantidad. Aquel libro fue su primer amor: se titulaba El retrato de Dorian Gray. Con ese único libro regresó a Momostenango, Totonicapán, cuando comenzó la guerra civil; cuando comenzó la bulla, como decían en su pueblo La familia de Humberto Ak’abal se ganaba la vida haciendo tejidos de lana de oveja que luego iban a vender a la capital. Era Humberto quien los llevaba. Comienza el viaje al amanecer. Con una antorcha hecha de resina de pino, su madre le alumbra. Cargado el aparatoso bulto sobre la espalda, tenía que cruzar un tronco de árbol sobre un abismo.

Su madre le miraba cruzar desde la orilla conteniendo la respiración. Un paso en falso le habría llevado al fondo del barranco. Luego aún tenía que caminar un buen trecho hasta la parada del desvencijado autobús.Su cojera congénita salvó a Humberto Ak’abal de ser reclutado por los militares; no le salvó de humillaciones. Si le salvó aquel primer libro que tanto miedo le daba, el del rostro desmoronándose: le descubrió la magia de las palabras, que pueden ser testimonio, revelación y conjuro De Humberto Ak’abal, poeta maya, se acaba de editar en Carmona, al cuidado de Francisco José Cruz, Todo tiene habla, unos poemas que nos devuelven al primer día de la creación.

Algunos son pura onomatopeya, la banda sonora del paraíso: «Klis, klis, klis… / Ch’ok, ch’ok, ch’ok…», comienza «Canto de pájaros» En otro poema, la luna «busca algún agujero / en las casas de adobes, / entra / y se sienta en el suelo». Abrimos este libro, y a nuestro lado se sienta la luna de Li Po y Borges, la luna del Popol Vuh y la que dibujan los niños. Arde una hoguera. Música de agua, música de la tierra. Todo tiene habla: susurra, canta, cuenta.

Y nosotros escuchamos -tzin tzilintziín, tzin tzilintzín- con los ojos muy abiertos.

Anuncios

Responses

  1. esta duper biemn

    • escribe unos libros muy buenidimos

  2. HOLA!!! SOY ESTUDIANTE SAN CARLISTA, DE LA CARRERA TRABAJO SOCIAL DEL CUNOC. EN EL SEGUNDO SEMESTRE UN LIC QUE ERA ENCARGADO DE LA COMISION DE CULTURA NOS DIJO EN CLASE QUE HABIA UNA ACTIVIDAD Y DIJO QUE LOS VALORES DEBERIAN DE RESCATARSE, EMPEZO HABLAR DE DECLAMACIÓN, TEATRO ETC. Y LEVANTE LA MANO Y DIJE QUE IBA A DECLAMAR. ME EMPECE A PREPARAR Y, CON LA AYUDA DE UN AMIGO DE INGENIERIA CIVIL, BUSCAMOS POEMAS REVOLUCIONARIOS DE GUATEMALTECOS, CUANDO ENCONTRAMOS LA FLOR AMARILLA DE LOS SEPULCROS DE HUMBERTO AKABAL, NO HABIA DECLAMADO EN PUBLICO, POR VARIOS AÑOS… ASI QUE LO LEIMOS Y LE DIJIMOS QUE ESTABA MUY BIEN, ME GUSTO LO APRENDI Y LO PASE A DECLAMAR, DESDE ESE ENTONCES ME GUSTA MUCHO LA POESIA, DE HUMBERTO AKABLA, COMO LA DEL POETA REVOLUCIONARIO QUETZALTECO OTTO RENE CASTILLO. EXITOS PARA TODOS. EN TODO LO BUENO QUE BENEFICIE A LA POBLACIÓN.

  3. Cuando leo a Akabal, me da un frío como de montaña, o como de musgo. Su poesía es diferente, no es viceral, no es psicológica, ni emocional. Es como neblina. ¿Que estoy loco? Talvez, una gente en sus cabales no leería a Akabal.

  4. hola soy estudiante de la san carlos en artes visuales hace poco recivi una conferencia de humberto akabal donde el se hizo presente y me parecio una gran persona especialmente por que era muy humilde apesar de su fama mundial y por la forma en la que nos hablaba de sus raizaes te hacia desear estar dentro de uno de sus poemas

  5. Oa somos estudiantes normalistas de la ESCUELA NORMAL ´´ENRO´´ es muy importante tener en cuenta lo que este autor lo que hizo en su vida y a base de ella esta logrando mochos exitos y ademas de eso esta llevando en alto el nombre de nuestro pais guatemala. Asi que como jovenes que somos tenemos que dar de nuestra parte en hablar nuestro idioma materno, porque es una gran riqueza que tenemos que aprovechar. att: 11, 07 y 05. Señoritas Normalistas

  6. oa la neta es de que es muy importante de saber un poco de este tema de lo importante que ha echo el guatemalteco que a tenido muchos exitos en nuestro pais guatemala poreso nosotros tenemos que tomar encuenta de lo importante que es hablar en nuestro idioma materna poreso lo tenemos que tomar muy en cuenta att 11

  7. Amo la poesía. La del connacional Humberto Aq’ab’al, tiene algo único, extraño y mágico, te hace sentir estár en los embelezos del murmullo de la naturaleza, en el canto de los pájaros, en el ruido tranquilo del correr de los arroyos. El decia en uno de sus poemas que los poetas son como las abejas, otros se comen el fruto de su trabajo. Solo pieso que la miel de las abejas empalaga y si se come demasiado se llega a regurgitar; Mientras que la miel de los poetas, entre más se come, más se llega a depender de ella. Y su dependencia se vuelve un extraño sentimiento de buscar lo bello y arcano de la vida, del universo y Dios, pues Dios es el creador de todo y Dios es poesía.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: