Posteado por: diariodelgallo | noviembre 14, 2007

Hay personas que venden e imprimen mis libros de manera ilegal

Educación y libros de texto

 mario

Mario Roberto Morales /elPeriódico

redaccion@elperiodico.com.gt

 Hoy, a las 3:00 de la tarde en la Librería Artes y Leyendas (5a. calle 3-36, zona 1), estaré presentando al público estos libros de texto para estudiantes de últimos años de secundaria y primeros de universidad. Quedan todos invitados. Será un gusto charlar acerca de nuestros candentes problemas educativos

Desde hace varios años, los libros de texto que he escrito para el ciclo diversificado vienen circulando con éxito entre el estudiantado guatemalteco. Abordé en ellos las disciplinas de las que tengo los debidos créditos académicos. Por eso, los libros son: un curso de filosofía titulado Ser y pensar, otro de ética que se llama La libertad y el deber, uno de estudios sociales titulado Guatemala intercultural, otro de literatura hispanoamericana que se llama Las palabras y los hechos, y el último, que trata sobre esa disciplina que solía llamarse “literatura universal”, titulado Las grandes literaturas del mundo. A éstos se han venido a sumar dos novelas que han funcionado muy bien para la enseñanza del conflicto armado interno en la secundaria. Son ellas: Los que se fueron por la libre y Señores bajo los árboles.

Estos libros me han servido para relacionarme con un sector de lectores que no ha sido el habitual desde que empecé a escribir. Se trata de estudiantes jóvenes para quienes las disciplinas sociales y humanísticas suelen presentar incógnitas que trato de despejar en esos textos. La interacción que he establecido con los estudiantes y con los maestros que imparten estas disciplinas en diversos planteles educativos me ha hecho conocer de cerca las carencias de la educación en mi país y las dificultades del proceso de enseñanza-aprendizaje en estos campos del conocimiento.

En numerosos encuentros con maestros y estudiantes en sus planteles, he discutido cuestiones que aparentan ser simples pero cuya clarificación resulta fundamental para un rendimiento escolar comprehensivo. Por ejemplo, para qué sirve la filosofía, o a qué se debe que la literatura se siga estudiando en todo el mundo si cada vez es menor el número de lectores, y también cómo se construye y se vive una ética y una moral personales sin por fuerza someterse a los mandatos de una persona o grupo, o por qué resulta básico conocer la historia del propio país y de qué manera esta historia puede leerse en su arte y su literatura.

Las mediaciones pedagógicas han sido revisadas y sustituidas en las nuevas ediciones de estos libros, adecuándolas a las necesidades concretas que he podido observar en las aulas durante la interacción entre maestros y estudiantes. Se trata de un esfuerzo por subir al estudiante a instancias de conocimiento que le propicien una actividad creativa de su parte, para evitar que sea presa de la pasividad y que los conocimientos le sean depositados en la mente de manera yuxtapuesta, inconexa y memorística, mediante la “tiranía de la pregunta”, que consiste en reducir las mediaciones pedagógicas a un interrogatorio intimidante que desincentiva la fluida interacción en el aula.

Todos mis libros de texto han sido publicados por Editorial Consucultura, y es esta editorial la única autorizada para surtirlos a los planteles educativos o empresas distribuidoras. Digo esto porque hay personas que imprimen y venden mis libros de manera ilegal, haciéndose pasar por agentes de Consucultura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: