Posteado por: diariodelgallo | noviembre 20, 2007

HORRORES IDIOMATICOS Y ALGO MAS/ María del Rosario Molina

Horrores idiomáticos y algo más: De las hipótesis
Por: María del Rosario Molina

maria

Mi amiguita preguntona, que se estrena en la secundaria, de nuevo se ha dirigido a mí para inquirir cómo se formula una hipótesis. Va la respuesta:

Una jovencita termina las tareas escolares para hacer en casa y decide entretenerse un rato: Armará su rompecabezas nuevo. Recuerda que lo dejó sobre la mesa del estudio. Va a buscarlo y no lo encuentra. Se pregunta: “¿Qué se hizo si aquí lo dejé ?”. “Mamá lo debe de haber guardado en mi dormitorio” piensa.

Llega a su cuarto, pero el rompecabezas no está allí. Busca en lugares donde cree que puede hallarlo y lo encuentra en el cuarto de su hermanito. ¿Qué ha hecho? Un proceso mental en el que ha razonado y se ha formulado varias hipótesis.

Basada en datos -lo dejó en la mesa del estudio ayer- se planteó un problema: ¿dónde está? De las respuestas, que son las hipótesis, las falsas fueron descartadas hasta comprobar la verdadera: Su travieso hermanito lo había cogido.

Concluye que será más cuidadosa para que eso no suceda de nuevo. Habrá recorrido, sin saberlo, los pasos del pensamiento reflexivo de J. Dewey.

El ejemplo, tan sencillo, ilustra esos pasos: De ciertos datos se obtienen problemas, que son siempre preguntas, y se contestan con hipótesis.

Las hipótesis son proposiciones enunciativas que constan de causas y efectos, responden al problema y se han inducido de hechos concretos (si no hay relación de causas y efectos, o sea variables independientes y dependientes, no hay hipótesis).

De las hipótesis se deducen las conclusiones que no pueden ser iguales a éstas, v.gr.: Datos: Nuestra capital está superpoblada, es decir, hay “macrocefalia”.

Problema: ¿Por qué hay “macrocefalia” en nuestra capital? Hipótesis: 1) La guerra volvió insegura el área rural. 2) En las áreas urbanas hay más oportunidades de trabajo, salud y educación. Las conclusiones: 1) Hay que ofrecer seguridad en el campo. 2) Hay que descentralizar. Quizás las dos hipótesis sean valederas y comprobarlas requiere investigación de campo.

Formular hipótesis es sencillo. Comprobarlas, volverlas tesis, teorías y leyes, no tanto.

En ocasiones se necesita el genio, y si no que lo digan Copérnico y Galileo que contradijeron a Tolomeo, Colón y Magallanes, que al recorrer paralelos y meridianos comprobaron empíricamente la redondez del mundo, Newton, con sus leyes de la gravitación universal y Einstein, que demostró, entre otras cosas, a qué obedecen las excentricidades en las órbitas de los cuerpos celestes sujetos a grandes fuerzas gravitacionales.

De formular hipótesis a descubrir hechos trascendentales hay, pues, muchos pasos, pero el primero será siempre la curiosidad.

Lectores amigos, cuando sus hijos o nietos los asedien con su incesante preguntar ¿por qué? presten atención.

Están aprendiendo a establecer relaciones de causas y efectos, y eso es muy importante en el diario vivir y también en las ciencias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: