Posteado por: diariodelgallo | enero 8, 2008

NUEVOS PRODIGIOS de Méndez Vides

mendezv.jpg  

 

No podemos quejarnos de aridez literaria hoy día en Guatemala, porque los libreros nos traen las novedades con bastante rapidez.

 

Por: Méndez Vides

 No podemos quejarnos de aridez literaria hoy día en Guatemala, porque los libreros nos traen las novedades con bastante rapidez. De libros de fondo sí estamos más escasos, como tendencia mundial ya resuelta por Internet, donde siempre es posible encontrar las joyas del pasado. El alto precio de los libros sí es una gran preocupación, por nuestra constreñida economía y porque aún somos pocos los lectores frecuentes como para entusiasmar el desarrollo del negocio ilícito de la piratería, que funciona como un medio natural para balancear el acceso al conocimiento en el Tercer Mundo. Del Estado no podemos pedir mucho, porque el Ministerio de Cultura es la cenicienta de la política, y porque los que llegan a los puestos públicos no se han caracterizado por ser grandes lectores ni lumbreras. Aquí no se estimula la lectura, se cobra IVA por los libros como si fueran cualquier otra mercancía, y solo se invoca lo que sirve para hacer pisto.

Y sin embargo la producción nacional está pasando por un buen momento, casi cada semana del año finalizado se presentó un nuevo libro de autor nacional. Las grandes editoriales ya están trabajando en nuestro pequeño país (que ya no es tan pequeño) y motivan el mercado. A tal esfuerzo se suman los editores quijote que han elevado el estándar local en términos de impresión. Autores nuestros publican en el extranjero, y los libreros se preocupan por traer ejemplares para que por aquí no nos perdamos de nada.

 

La creación está viva, aunque en los concursos no siempre participen nuestras promesas, desmotivados quizá por el desprestigio de premios que no se saben declarar desiertos. 

 

Recientemente participé como jurado en un concurso, y me preocupó leer trabajos tan ingenuos, que van de poses estereotipadas a sesiones de psicoanálisis personal, donde los lectores resultamos jugando el papel de siquiatras. Situación que no comprendo cuando con muchísima frecuencia recibo muestras de autores noveles de gran calidad buscando una opinión, escritores que no participan en dichos concursos, donde de seguro ganarían si lo hicieran. ¿Será que en literatura nos está pasando como con los concursos femeninos de belleza, donde las menos agraciadas han hecho de las suyas? Porque como eso de la belleza es tan relativo, hay unas ranas que se alaban la figura y bloquean todo lo que reluce, o por miedo al descrédito y el ridículo las más bonitas evitan participar.

 

El año 2008 se percibe promisorio, y muchas sorpresas tendremos, de seguro. Y trataremos, en lo posible, de seguirle la pista desde esta columna a lo mejor que vaya apareciendo. Feliz Año y salud. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: