Posteado por: diariodelgallo | enero 16, 2008

ASTURIAS, ¿dónde estás?

 
Eso parece preguntarse Fernando Feliu Moggi mientras busca textos y referencias del Nobel de Literatura guatemalteco en periódicos de 1933 a 1945 que formarán parte de otro volumen de la colección Archivos de la Unesco.

Por Gustavo Adolfo Montenegro

Si pudiera, Feliu pasaría la noche dentro de la Hemeroteca Nacional, para aprovechar al máximo las escasas tres semanas que tiene para buscar más relatos, poesías, notas, comentarios o fotografías de Miguel Ángel Asturias (1899-1974) cuando aún no era premio Nobel de Literatura y había vuelto de su estancia en París.

 

“Asturias era un señor muy difícil, pero hay que comprender que a él le dolía mucho la realidad de Guatemala”.

Fernando Feliu Moggi,
catedrático de la Universidad de Colorado (EEUU).

Feliu es profesor asistente de Literatura Hispana en la Universidad de Colorado Springs (EEUU) y el interés por Asturias le nació mientras estudiaba una maestría en Pittsburgh (EEUU), bajo la dirección de un gran asturianista: Gerald Martin, director de la edición de Periodismo y Literatura. Artículos de Miguel Ángel Asturias entre 1928-1933, editado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (por siglas en inglés Unesco), en la colección Archivos.

Ocho años y contando

“Desde 1998 he estado recogiendo material, tratando de explorar la relación entre la Guatemala de dichos años, en que gobernaba Jorge Ubico y el impacto que pudo tener en los pequeños, pero importantes cambios en la obra de Asturias”, cuenta Feliu, para quien la tarea no ha sido fácil, pues el material está disperso en miles de páginas de periódicos de la Hemeroteca Nacional, el Archivo General de Centro América y otras bibliotecas.

“En 1933, Asturias regresa de París y en 1945 sale a México tras la Revolución. Lo han vinculado mucho con el dictador Ubico y es que resulta difícil documentar cuál había sido su papel en el espacio intelectual de aquellos años”, explica el investigador, quien toma en cuenta que Asturias, además de participar en periódicos y revistas de la época, funda el diario Éxito, que sólo dura un año, 1934-35, y más tarde en 1938 funda un radioperiódico, el primero en Guatemala. “Esto lo lanzó a una especie de estrellato mediático por el tipo de espacio que abrió. Es una faceta muy interesante, pero difícil de estudiar porque aunque se han conservado los guiones de los noticieros, no está bien claro cuáles líneas eran las que leía Asturias y cuáles la de su socio Francisco Soler y Pérez” explica el investigador, nacido en Argentina y criado en España.

En todo caso, Feliu Moggi no duda en afirmar que es en esta época de la vida de Asturias que ha logrado vislumbrar, en términos literarios, el tiempo de gestación de la célebre novela Hombres de Maíz.

Otro hallazgo interesante ha sido el de varios capítulos de una novela hasta hoy desconocida. “La publicó por entregas en periódicos y revistas, pero no había aparecido en ninguna recopilación hasta ahora”, explica el investigador que vive desde hace 11 años en Estados Unidos, donde se desempeña como catedrático universitario “Es una obra interesante en términos de su desarrollo literario aunque dicha obra no está completa y hace falta ver si tiene algún final en los periódicos pendientes de revisar”.

Archivos
Esta colección de libros, patrocinada por la Unesco y los gobiernos de varias naciones, surgió tras la donación que hiciera Miguel Ángel Asturias, de sus manuscritos a la Biblioteca Nacional de París.
La intención era que se pudiera estudiar a profundidad la obra asturiana, pero también la de los escritores hispanoamericanos.

En la realización de cada volumen participa un equipo de literatos, historiadores, críticos de arte y especialistas en cada autor, quienes establecen no sólo un texto definitivo de la obra: por ejemplo El Señor Presidente, sino también analizan sus diversos aspectos.

También se han encontrado poesías inéditas, que Asturias no incluyó en la recopilación Sien de Alondra, que publicó en 1949. El investigador lo atribuye a que probablemente estos textos no encajaban en el tipo de literatura, de tinte más político y social que el autor promocionaba en aquel momento.

Hombres trabajando

Fernando Feliu Moggi no trabaja solo: varios intelectuales guatemaltecos le ayudan con otras facetas de la vida y obra de Asturias. Por ejemplo, el pintor Roberto Cabrera está investigando las artes plásticas de la época y la opinión de los artistas sobre la definición de una Guatemala mestiza, así como su relación con Miguel Ángel Asturias, una conexión hasta ahora muy poco estudiada. “También colaboran conmigo dos profesores europeos en las cuestiones históricas, un antropólogo norteamericano que escribirá algo sobre la exploración del mundo maya en esos años; una profesora de Houston, que trabaja unas 60 crónicas de Asturias que hallamos en un diario. El doctor Gerald Martin aún me ayuda con dos cuestiones: el análisis de esta novela inédita y algunos aspectos biográficos que probablemente habrá que aclarar”, informa.

En anteriores volúmenes de la colección Archivos, la investigación del origen de los textos había estado basada en los manuscritos donados por Asturias a la Biblioteca de París. Sin embargo, en el caso de los artículos periodísticos de Asturias publicados entre 1933 y 1945, el material básico está en Guatemala: “Aquí estamos peinando pistas, buscando diarios y aunque lo que hemos hallado ha sido sorprendente, aún falta más”, explica Feliu, quien no ha contado con un gran apoyo financiero: “Esto lo he hecho con remuneración. Yo me he pagado, con mi sueldo de catedrático los viajes y estancias en Guatemala. Claro, Unesco me ha pagado un par de viajes, pero he venido muchas veces desde 1998. También tuve una beca que me permitió quedarme dos meses, pero nadie me paga por el tiempo que paso investigando. Sólo porque se trata de algo apasionante lo sigo haciendo”.

 

Anuncios

Responses

  1. Hola!!!

    Estoy buscando un ejemplar de La Voz de Avilés del día 10 de septiembre del 2005. Si alguien tiene este periódico y está interesado en vernderlo, por favor, que contacte conmigo: utena444@hotmail.com.
    El periódico ya no dispone de ejemplares…
    Muchas gracias!!!

  2. Ovillejo
    A. Miguel Ángel Asturias
     

    ¿Será, “Jeremías, el hombre aquel?
    Miguel
     
    ¿O de un chirimoya ladino del bajel?
    Ángel
     
    Vendrá de hidalgas tierras, sin penurias?
    Asturias
     
    Mensajero luminoso
    con manos de cien alondras.
    Es el hombre de leyenda
    Miguel Ángel Asturias.

    A. Rafael Mérida Cruz-Lascano


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: