Posteado por: diariodelgallo | marzo 28, 2008

TALVEZ MAÑANA de Hugo Cuevas-Mohr (Poema)

talvez mañana »

ayer te vino la regla
o como dicen los libros
la menstruación…
a mi
solo me dijiste
me llegó
y te entendí

supuestamente
no se debe hablar de esto
ni en poemas
ni en cuentos
ni en escritos
ni siquiera se habla de esto
en reuniones
en charlas
en discusiones

sin embargo
hoy quiero decirte
quiero contarte
y expresarte
que estoy tan alegre
tan contento
y tranquilo
pues sabía lo que sentías
cómo esperabas
y te preocupabas

¡qué horror! pensabas ¿un hijo yo?
¿ahora?
jamás, jamás
¿qué haría?
¿cómo lo cuidaría?
¿qué pasaría?
dónde mi estudio
dónde mi trabajo
y qué de mi vida

y pasabas noches en vela
días pensando
tardes analizando
madrugadas desesperando
y medías las posibilidades
y buscabas serenamente
los puntos en contra
los puntos a favor
y decías calladamente
cómo me pasa esto
cómo dejé que pasara
y también
aunque de lejos
me preguntabas

yo
de lejos
te miraba
te ayudaba
te acompañaba
en tus días pensando
tus tardes en vela
tus noches desesperando
tus madrugadas analizando
cuando
radiante de gozo
llorando de alegría
saltando de felicidad
me dijiste
me llegó
me dijiste
somos libres
y me abrazaste
largo y fuerte
despacio y cerca
salté en tu alegría
grité en tu gozo
lloré en tu felicidad
y sentí tu libertad

sentí que un peso
salía de mi corazón
de mi alma
de mi cuerpo
sentí que en mi vida
volvía la quietud
la tranquilidad
la supuesta calma

mas hoy te confieso
aquí
junto a tí
te lo digo despacio
tranquilo
y sin problemas
te lo digo para que entiendas
para que sientas
y comprendas
que anoche soñé
que ya no te venía
que en tu cuerpo amor
crecía algo entre nos
que en tu corazón
latía el compás de otro son
que perdíamos libertad
y ganábamos unión

soñé que era lindo
y que nacía
soñé que era bueno
y que crecía
soñé que era hermoso
y que tenía
tus ojos despiertos
mi mirada tranquila
tu risa viva
mi sonrisa cautiva
tu análisis objetivo
mi vivir subjetivo

soñé que era hombre
soñé que era mujer
soñé que entre nosotros venía
un hombre nuevo
el de mañana
un hombre de cambio
el hombre que tratamos de ser
tu y yo
yo y tu
pero que en nuestras limitaciones
sólo alcanzamos a ser
tu y yo
yo y tu
nosotros

pero
quién sabe
talvez mañana
talvez mañana
talvez mañana

cali, marzo de 1980

Anuncios

Responses

  1. Como digo yo: cuando la tienes te tiras de los pelos; te preguntas el porqué de este castigo divino cíclico. Cuando te falta… es mucho peor. Es decir cuando la tenemos maldecimos, cuando nos falta nos tiemblan las rodillas. jajajaja 😉

  2. TIENES MUCHA RAZON

  3. wow, me gusto ese poema, un tanto surrealista, pero a la vez realista… bendita la mujer, bendita la regla, que corre como el mar rojo…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: