Posteado por: diariodelgallo | abril 3, 2008

EL AMOR A LA LECTURA por Catalina Guerrero

ninos.jpg 

 Por Catalina Guerrero

Un lector no nace, se hace. Por eso, el amor a la lectura se debe inculcar desde la cuna y tratar, con dedicación, que se convierta en un vicio, pues de ello depende, en buena medida, tener niños con éxito en los estudios y, más tarde, adultos con herramientas para la vida.

“La búsqueda de conocimiento mediante la lectura debe ser una prioridad y es fundamental estimularla desde la infancia”, subraya el mensaje difundido este año con motivo del Día Internacional de la Literatura Infantil y Juvenil que se celebró ayer.

El artista tailandés Chakrabhand Posayakrit, autor del mensaje titulado Los libros iluminan, el conocimiento encanta, es también el ilustrador del cartel con el que la International Board on Books for Young People (IBBY), con sede en Basilea (Suiza), celebra este año ese Día, destinado a estimular el amor por la lectura y a promover el interés por los libros para niños.

Y la fecha, el 2 de abril, no es inocente, ya que un día como ese, pero de 1805, nacía en Odense (Dinamarca) el escritor de cuentos Hans Christian Andersen.

Empezar a contar historias a los niños lo antes posible, incluso al nacer, es algo que sugiere también a los padres la American Library Association, con sede en Chicago.

Recomienda además que fijen una hora del día para hacerlo, y que lo hagan en un asiento cómodo, lejos de cualquier distracción.

Es importante variar el tono de voz y darle expresión, según esta asociación, así como involucrar a los niños en la lectura pidiéndoles que hablen acerca de las ilustraciones o repitan palabras. También se aconseja a los padres que lean una y otra vez los libros favoritos de sus hijos cuando éstos se lo pidan.

Muy importante también es que prediquen con el ejemplo: que sus hijos les vean leyendo, sea lo que sea.

Otra aliada es la biblioteca pública, un lugar que hay que visitar con frecuencia para que los niños sigan anidando el gusanillo por la lectura. Muchas de éstas tienen sesiones de cuentacuentos, actividades extra escolares y programas de lectura.

En Colorín Colorado, una página estadounidense de Internet, clasifican por edades las “maneras divertidas y eficaces de leer con los niños”.

De cero a tres años, la lectura debe ser una rutina diaria, de por lo menos 15 minutos y antes de ir a la cama. Aconsejan sostener al niño en el regazo, permitirle tomar el libro y que ayude a pasar las páginas. Usar el rostro, el cuerpo y la voz para hacer divertida la lectura es igualmente eficaz, así como saber cuándo detenerse si el niño pierde interés o tiene dificultad para prestar atención. Hablar sobre las ilustraciones y recorrer con el dedo debajo de las palabras al tiempo que se lee es también didáctico.

Para leer con preescolares, el modus operandi evoluciona y se hace aún más interactivo.

Convertir la lectura en algo especial es fundamental, por ello es bueno obsequiar libros o darlos como premio.

Mostrar al niño las partes de un libro y cómo se leen las palabras, indicarle quién lo escribió, hacerle preguntas sobre la historia o dejar que plantee sus dudas ayuda a involucrarlo en la lectura, así como leer lo mismo varias veces o invitarlo a que “lea” el cuento ya memorizado.

Para los niños que ya saben leer el método varía, pero la presencia paterna sigue siendo inestimable.

En esta etapa es importante ayudar a los niños a conectar lo que leen en los libros con lo que ocurre en la vida, donde está la verdadera historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: