Posteado por: diariodelgallo | julio 4, 2008

EL POETA ERRANTE de Margarita Carrera

 

El domingo 1 de junio quedé de llegar a la Feria del Libro en Madrid, al estante de la Editorial Torremozas, a las 11:30 horas. Estaría ahí para firmar mi libro Iracundiae dea, editado por la mencionada editorial.

Las dos bellas hijas de Luzmaría Jiménez Faro, directora de Torremozas, me estaban esperando. Asimismo, don José Luis de María Tomé, quien por Internet había leído los primeros poemas de Poemas de Sangre y Alba y se había entusiasmado con mi poesía. A las 13 horas, Antonio Porpetta, esposo de Luzmaría, llegaría por mí para invitarme a comer. Me llevaba un regalo excepcional: el voluminoso libro en donde recoge los aconteceres de su vida como poeta: Memorias de un poeta errante, editado por Excmo. Ayuntamiento de Elda, Concejalía de Cultura.

Las memorias, narradas estupendamente, se inician en 1984, nada menos que en Guatemala: “Mi vida literaria en el extranjero dio comienzo exactamente el 12 de junio de 1984 en la Ciudad de Guatemala. Ya contaba 48 años en esa fecha y tenía seis libros publicados(…)”. El primero de ellos, firmado conjuntamente con su mujer, Luzmaría: Por un cálido sendero, en 1978. Trabajaba por entonces en una compañía farmacéutica y viajaba visitando a los distribuidores. Hospedado en el Hotel Camino Real, lee en un suplemento literario un artículo firmado por Mariabelem Ligorría, en el que hablaba de la agrupación Arcón de Poesía. De inmediato la llama por teléfono y es acogido con alegría por Maríabelem.

Guatemala, pues, le recibe con los brazos abiertos. En 1985, el poeta Alberto Baeza Flores nos pone en contacto: “Recuerdo algunas tardes en su casa (la mía), en la penumbra de su patio tropical, bebiendo té y leyéndonos poemas, las horas pasaban como vientos suaves, lejos de la vida exterior, plenas de vida y de latidos interiores”. Recuerda cuando lo llamé por teléfono ¡a las cuatro de la madrugada! para darle la feliz noticia de cómo la Academia Guatemalteca de la Lengua lo había nombrado Académico Correspondiente. Albizúrez y yo le habíamos propuesto y había sido aceptado.

En 1986, nuevamente en Guatemala, invitado por Francisco Albizúrez, da una conferencia titulada Mi poética y mi poesía. Recuerda que entonces quiso ir a Tikal, pero al hacer las reservaciones ya la oficina había cerrado. Se entera después que el avión donde él quería ir se estrelló y murieron sus 88 pasajeros. En 1987, vuelve a Guatemala y participa en un encuentro con profesores de literatura de la Universidad de San Carlos. 1988 es un año muy especial: “Sucedió algo muy importante en mi vida, algo que me facilitaría de forma definitiva llevar a cabo la intensa actividad internacional que he ido desarrollando posteriormente (…) El día 29 de enero dejé definitivamente la compañía en que trabajaba desde 1965, para dedicarme en exclusiva a lo que era mi auténtica vocación: escribir y viajar(…)”. A partir de entonces se le abre “un amplio panorama de posibilidades”. Luzmaría, su esposa, lo acompaña a Guatemala. Juan José Rodríguez, arquitecto y artista, les abre su casa. Al lado de Albizúrez, dan inicio a un programa de actividades en la USAC, en el Teatro Nacional Miguel Ángel Asturias, en el Aula de la Cultura del Banco de Guatemala.

También en la Universidad Rafael Landívar. (Tiene, entonces, un accidente y yo le ayudo a desvestirse…) En fin: por todo el mundo Porpetta es recibido como lo que es: un gran poeta; muchísimos homenajes. Fotos al final. Excelentes memorias.

Anuncios

Responses

  1. Estimado amigo, hemos incluido tu blog como fuente permanente de información sobre las actividades de los escritores guatemaltecos en nuestro Blog literario Asamblea de palabras.
    Un saludo.
    http://franciscocenamor.blogspot.com/2008/05/eventos-literarios-organizados-por.html

  2. Francisco, muchas gracias por incluirnos en su blog, es un honor y una satisfacción que la página les guste. Saludos

  3. Es de especial agrado haber encontrado este espacio. Les saludo a todos cuantos me conocen y los que, quiza han oido de mi.
    Me ha impresionado sobre manera encontrarme con Margarita Carrera quien hiciera el prologo de mi primer libro “Cantos a la Vida”, y luego, despues de tantisimos años volver a leer de Antonio Porpetta. Como el bien dice “fui acogido con alegria por Mariabelem” en Arcon de Poesia. Ha sido una lastima que aun no nos encontraramos cuando he estado en Europa pero… el dia llegara. Mariabelem de America como me llaman en la Coine Castellana.

    A proposito sabe alguien del gran escrito Jose Quintana?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: