Posteado por: diariodelgallo | octubre 4, 2008

LA DANZA DEL ESPANTO de Humberto Ak´abal

 

La autenticidad de estos poemas nace en gran medida, de la actitud comprensiva y entrañable —pero no complaciente— con que Ak´abal se refiere a cualquier aspecto de su entorno y, en consecuencia, de la falta de conclusiones o afirmaciones tajantes —salvo salpicados poemas de corte aforístico— que pudieran llevarlo al pintoresquismo o, peor aún al exotismo de cartón piedra. Ak´abal no opina: presenta hechos, situaciones, sensaciones y personajes, dejando el silencio justo para que lo no dicho flote en lo dicho como un temblor sobreentendido y sugerente. Es este despojamiento el que le da a esta poesía su carácter íntimo e individual… / La brevedad y la ingenuidad dan a estos poemas una apariencia de apuntes sin pretensiones, como salidos de un tirón. Pero una y otra son el resultado de un orden expositivo que reparte, con audaz sentido común, los elementos formales y temáticos que conviene resaltar en cada momento para no caer en lo anecdótico… Poemas que nacen, según el propio Ak´abal, de “la mirada de un niño en las palabras de un hombre”. Francisco José Cruz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: