Posteado por: diariodelgallo | diciembre 8, 2009

HISTORIA DEL TEATRO EN GUATEMALA SIGLO XX (1918-1921)

 

Los terremotos de diciembre de 1917 y enero de 1918 dañaron muy seriamente a los tres teatros que había en Guatemala: un pequeño Teatro Abril (inaugurado a mediados de 1916), situado en la novena avenida y 13 calle, y los dos más importantes, el Colón y el Variedades. Pero el efecto de esta devastación fue complejo, y puede decirse que la destrucción de 1917-18 resultó beneficiosa para el desarrollo del teatro hecho por guatemaltecos, especialmente en la línea de comedia.

En abril de 1918 surgió el Grupo Artístico Nacional, que fue un haz de personas interesadas en el trabajo escénico. Esta compañía de aficionados nació del interés y el entusiasmo de Jesús Unda, Alberto de la Riva, Augusto Monterroso, Guillermo Andreu, los hermanos Aragón y las hermanas Spillari. Se trató de un grupo de personas hermanadas no solamente por su afición al arte escénico, sino, además, unidas en la tarea de buscar entretención ante la adversidad, ya que la ciudad se hallaba tumbada en el suelo. El grupo comenzó haciendo sus montajes al aire libre o en el patio amplio de alguna casa que hubiese soportado bien el embate del terremoto. El Grupo Artístico Nacional tuvo la buena suerte de que en 1919 un teatro/cine, El Renacimiento, se terminó de construir al otro lado de la calle frente al frontispicio del dañado Teatro Colón (11 avenida entre novena y octava calles), y allí se consolidó como una compañía de aficionados que se hizo de un público fijo.

Al comienzo, este grupo únicamente se centraba en montajes de teatro lírico y de comedias extranjeras, especialmente españolas, pero al paso del tiempo comenzaron sus integrantes a hacer montajes propios, y Alberto de la Riva (1886-1956) se constituyó como el comediógrafo del grupo. La característica que comportó el quehacer de este grupo es que fue el embrión de la futura dramaturgia en Guatemala. Con anterioridad al quehacer de este grupo se escribían obras de teatro con muy poca regularidad, dado que los autores nacionales no veían que sus obras fuesen llevadas a escena. Esto explica que potenciales dramaturgos como Manuel Zeceña y Juan de Dios Sandoval estrenaron respectivamente Sangre Negra (1912) y La puerta del abismo (1913), pero no continuaron escribiendo teatro. Antes de la actividad del Grupo Artístico Nacional únicamente Joaquín García Salas escribía con alguna regularidad guiones para operetas con temas locales. En 1915 su libreto El timbre eléctrico tuvo varias presentaciones. En 1919 ganó un certamen literario pero en la década de 1920 no escribió más.

Debido a las circunstancias en las que nació el Grupo Artístico Nacional sus creaciones se orientaron y centraron en la comedia. Alberto de la Riva escribió obras ligeras, algunas veces basadas en asuntos de la vida real como El crimen de la calle Marconi, y otras piezas eran meramente comedias pero usualmente con alusiones a situaciones del momento, tales como La opera de don Chus, Los veinte pelones, El general Pherera, Los vampiros humanos, y su éxito muchas veces vuelto a escenificar, La Rafaila. Fue De la Riva un autor de gran sentido del humor y que sabia como manejar el dialogo, y debiera de ser bastante más conocido de lo que es; lamentablemente sus libretos no se han conservado, e incluso la versión de La Rafaila que volvió a ser montada en la Universidad Popular al comienzo de la década de 1980 se trató de una versión re-escrita por Enrique Wyld.

Anuncios

Responses

  1. ***Ángeles en la luna***

    Se cuenta que queriendo saber
    que había más allá del cielo,
    brincando de estrella en estrella
    unos ángeles se instalaron en la luna.

    En el día era su cuna
    mas por las noches se
    ponían a cantar,
    otros recitaban poesía…
    Otros más se ponían a pintar
    pensando que nadie los
    miraba, ni podía escuchar.

    Viéndolos Dios pensó en
    hacerlos regresar,
    mas luego medito:
    Mandare a otro tipo de
    hombres y mujeres y les
    agudizare los sentidos…

    Y desde entonces solo algunos
    los pueden ver y escuchar…
    Más no pueden guardar todo
    eso para sí porque Dios los
    pone a escribir, a pintar
    y a cantar…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: