Posteado por: diariodelgallo | marzo 1, 2010

DANIEL ALARCÓN OSORIO

Daniel Alarcón Osorio tiene mucha experiencia en formación de clubes de lectores y en desarrollar actividades masivas de lectura. La más reciente tuvo lugar en Amatitlán, en abril pasado, donde reunió a ocho mil lectores en el estadio local. Esta vocación por “buscar y recuperar lectores” le valió una invitación para apoyar la Feria Internacional del Libro, Filgua 2008.

Alarcón se considera “un hijo de biblioteca pública”, porque en estas instituciones encontró la posibilidad de leer sin tener que comprar libros.

Maestro y licenciado en Letras, se ha especializado en desarrollar modelos alternativos de educación. De hecho, en los cursos que imparte en la universidad no hay exámenes y su método didáctico es, más bien, “una forma de club de lectores en la que, organizados en círculo, todos aprendemos. Soy solo un facilitador, pero, a la vez, aprendo”, comenta.

Para él, se hace necesario distinguir entre clubes de lectura y clubes de lectores. “En los primeros le dicen a uno qué leer y cómo leer. En los segundos, seducimos para que se lea en las bibliotecas”.

“No puede ser posible que en una biblioteca se haga un club de lectura con libros comprados fuera, cuando allí se tienen libros que pueden ser leídos de manera gratuita”, agrega.

Alarcón empezó a fundar clubes de lectores en bibliotecas públicas y privadas. Ha realizado tres encuentros de lectores en la capital. Dos de ellos en el Mapa en Relieve (2005 y 2007) y uno en el Museo de la Universidad de San Carlos —Musac— (2008).

También realizó, en febrero de este año, una lectura ininterrumpida por tres horas de Leyendas de Guatemala, de Miguel Ángel Asturias, a través de la radio, actividad previa al I Encuentro de Lectores, de San Pedro Sacatepéquez, que hizo en marzo pasado.

En ese mismo municipio organizó otros encuentros en los colegios Prosperidad y Continental. Además, en Amatitlán busca formar un club de lectura por cable dedicado al adulto.

Lo que Alarcón persigue con estas actividades es “provocar acciones inéditas en el sistema educativo guatemalteco y en la sociedad misma. Busco ganar y recuperar lectores, pues no se puede decir que los jóvenes no leen porque no saben o porque no lo quieren hacer. Es posible cambiar esto desde el ejemplo”, asegura.

Todas las actividades masivas las ha realizado ad honórem. Siempre ha encontrado apoyo en municipalidades, colegios y empresas privadas que han regalado galletas y jugos a los niños como estímulo.

Por su proyección social, el escritor peruano Carlos Hugo Garrido consiguió que se le designara embajador universal de la paz.

Daniel Alarcón también es escritor. Ha publicado varios libros entre poesía, narrativa breve y ensayo. Y ha presentado las propuestas a la Municipalidad capitalina y al Ministerio de Educación, tendientes a fomentar la lectura.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: