Posteado por: diariodelgallo | junio 13, 2010

SECRETOS DE CONVENTO de Mildred Bolaños

Por Francisco Ancheyta fancheyta@sigloxxi.com

La obra de Mildred Bolaños, Secretos de Convento (novela histórica), es una postal, a todo color y en movimiento, de la sociedad colonial guatemalteca, cuando Antigua Guatemala era el corazón de esta Capitanía.

El relato es pródigo en explicaciones sobre cómo era la vida en aquellos incipientes años del poder español en estas tierras. Desvela las mismas convenciones que entonces se utilizaban para mantener los secretos.

Muestra, además, la relación entre los colonizados, los miembros de los pueblos indígenas (por aquellos años no se hablaba de mayas) y los nuevos amos, los españoles que venían con afanes de conquistadores aunque la guerra de la invasión había terminado tiempo atrás.

Aunque es un libro no muy extenso, Bolaños se da tiempo para incursionar en temas culinarios y poéticos, en cuestiones relativas a la filosofía muy personal de las heroínas de su novela: doña Xaviera y doña Manuela, ambas víctimas de la tragedia de su tiempo.

La primera, por caer en las garras de un judío converso, pero clandestino, don Manuel, cuyo único interés fue violar a su esposa como una forma de dejarle caer su poder, a fin de disponer de la herencia de la muchacha. Doña Xaviera queda embarazada la misma noche de su matrimonio y nunca vuelve a tener relaciones sexuales con su esposo, quien la abandona a su propia suerte. Sin padres, ella había quedado a cargo de unos parientes a quienes no les importaba mucho su destino.

La segunda, ya huérfana, se enamora de un joven con tendencias homosexuales (enamorado de uno de sus amigos) ante quien se rinde sin antes llegar a la boda. No es difícil imaginar las tremendas vicisitudes pasadas por doña Manuela, al enterarse de que su gran amor decide dejarla, cuando ella también está embarazada, para dedicarse al sacerdocio, en un convento de monjes.

Los enlaces entre las vidas de las protagonistas son realmente magistrales. El retrato de la sociedad colonial trazado por Bolaños nos muestra que las mujeres eran como una especie de ciudadanas de segundo grado. Sin embargo, nunca llegaban a la degradación en que se debatían los pueblos indígenas, pese a que estos, y eso se nota en el relato, hacen acopio de su bagaje cultural para sortear las dificultades.

La trama se desarrolla desde el principio, pero toma velocidad cuando llega a los oídos de un español que don Manuel (esposo de Xaviera y padre de Manuela) había traído de América cuatro astillas de la cruz en la que murió Jesucristo. Por supuesto, comienza la búsqueda, pues don Manuel se había marchado para siempre de Guatemala. La misión creada para buscar esas piezas preciosas no llega a buen fin, sino que termina con una tragedia.

En una parte del libro el editor explica que la autora se había dado a la tarea de leer más de 40 libros históricos para elaborar la novela. Y se nota que ese bagaje es trasladado a la narración. La crítica que se le puede hacer a la novela es que resulta muy denso las 269 citas a pie de página. Una novela debe ser fluida y evitar esos accidentes que estrellan al lector en diversas estaciones antes de llegar al despeñadero.

Creo que no es muy difícil introducir esas explicaciones en el cuerpo del relato. Lo mismo puede decirse de las recetas (que recuerdan a Como agua para chocolate, de la mexicana Laura Esquivel) y de las disquisiciones morales y filosóficas de ambas heroínas. Dicho sea de paso, fueron estos textos los únicos que me salté durante la lectura, la cual cierra con final interesante.

Secretos de Convento, de Mildred Bolaños, es una novela que ha sido publicada en dos ediciones. La primera fue hecha en enero de 2009, mientras que la segunda es de mayo del mismo año. Esto demuestra que la obra ha tenido éxito en un mercado un poco complicado para las creaciones literarias.

Es más, la copia que tengo en mi poder es una reimpresión de la segunda edición, hecha en diciembre de 2009 y patrocinada por la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN).

La primera impresión de la segunda edición fue patrocinada por las empresas Telefónica, Seguros G&T y el Banco G&T Continental.

Es más, la copia que tengo en mi poder es una reimpresión de la segunda edición, hecha en diciembre de 2009 y patrocinada por la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: