Posteado por: diariodelgallo | agosto 14, 2010

HUMBERTO AK’ABAL (Entrevista)

POR: WELLER YLIRA SIMOR*/Prensa Libre

Al llegar al pueblo fuimos a buscar a Humberto Ak’abal, quien nos recibió amablemente y compartió algunas respuestas.

¿Cómo poeta, cómo se siente?

Hago lo que puedo, escribo como siento, ejercitándome en la escritura de la lengua de mis abuelos, y también, por qué no decirlo, tratando de mejorar mi escritura en castellano. Lo mío solo es un testimonio de dignidad, una manera de decir aquí estoy y esto hago.

El diario alemán Zeitschrift indicó que su poesía es “la metafísica de la sencillez”.

Se oye bonita la frase, aunque yo no me atrevo a autocalificarme, mucho menos etiquetarme, simplemente escribo como soy, y si para efectos de comprensión los estudiosos encuentran una manera de denominarlo, no me molesta; en todo caso, nada es definitivo, todo es susceptible a apreciaciones.

Otros la llaman minimalista…

Es verdad, porque uso un lenguaje sin intermediarios, intento ser claro y breve, directo y conciso.

¿Vive de la poesía?

Ese es otro aspecto incomprendido, porque para muchos es desconcertante la contradicción entre el prestigio y la pobreza. Por un lado decir que soy un poeta que ha escrito algunos libros, que ha viajado por el mundo y que sin embargo no tiene una bicicleta, parece un contrasentido. Son poquísimos los que comprenden y saben que con la poesía solo se sobrevive, que la fama no es sinónimo de riqueza.

Una vez dijo que se dedica a “vagar”. ¿Qué diría hoy?

Lo mismo. Con la diferencia de que soy un vago culto. Mi poesía se alimenta de lo que veo, de lo que oigo; de los colores y olores que percibo, y para eso necesito caminar por el pueblo, hablar con la gente. Es también una manera de retroalimentarme, aparte de mis lecturas. Cada paso mío por las calles es para aprender, para descubrir…

¿Cómo ve su país?

Como un barco en medio de la tormenta. Desorientado. Violencia, inseguridad, corrupción. Odio, venganza, envidia, avaricia… Me preocupa pensar en manos de quién está cayendo este país. Tenemos autoridades ineptas e hipócritas. La justicia es una serpiente que muerde solo a los descalzos. La gente honrada y trabajadora está enfermando de miedo.

¿Tiene algún consejo?

Hace algunos años escribí un poemita que dice: “Cómo deseo que llegue el día/ cuando en este país/ todos anduvieran armados/ de un libro”. Y ese sigue siendo mi deseo hoy.

Anuncios

Responses

  1. Felicito a Humberto porque ha sabido hacer de la poesía el pan diario de su filosofía.

  2. Soy admiradora de Humberto me encanta su poesía deciaria que me escriba a mi correo y asi poder hacerle unas preguntas yo. escribo poemas y me guastaria presentarselos por si le parecen a usted. estrellitamay@yahoo.com.mx


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: