Posteado por: diariodelgallo | noviembre 30, 2010

RELAMPAGO PERPETUO de Letra Negra (cumpliendo 12 años)

Siglo XXI.

Relámpago perpetuo es la publicación con la cual Editorial Letra Negra (2369-6950) celebra 12 años de trayectoria. La obra es una compilación de microrrelatos escritos por los diferentes autores publicados por la casa editora. El libro se presentará el martes 30, a las 7 p.m., en el Club Alemán (3a. calle 13-89 zona 15). Entrada libre.

Historia de amor

Él entró orientándose como pudo entre las sombras acumuladas a lo largo y ancho de las paredes. Era una habitación maloliente. Distinguió a la mujer acostada en el camastro. “Rápido, dijo ella, ¿o crees que tenemos toda la noche?”. Él no respondió. Apenas había tomado dos tragos de ese alcohol áspero y aún sabía lo que hacía. Se desnudó. Después, sintió el cuerpo de la desconocida restregándose contra el suyo. De pronto, mientras ella hizo un movimiento para acomodarse, el sintió ganas de vomitar. Era tarde cuando logró incorporarse. Ella, por respuesta, le dio una bofetada y exigió su dinero.

José Barrera

 

Piedad

Se supone que uno llora en el funeral de su padre, que las lágrimas deben salir a borbotones o por lo menos estallar en sollozos interrumpidos por varios días. Cuando mamá me avisó me senté en una butaca y respiré profundo. Los lazos del parentesco me ataron un tiempo, luego tomé las llaves del coche y me dirigí a la ciudad de mi infancia.

Lorena Flores Moscoso

 

Impotencia

Las calles son tripas extraviadas por amor tronando de hambre. Duermen sobre la superabundancia de millones de paupérrimos. Sin donaciones, la angustia es mi opinión. Yo: aglomeración sin espejos mágicos ni agua para lavarme las inmundicias.

Insaciablemente las calles escudriñan abismos de dónde lanzarse. La impotencia, yegua demente, relincha de felicidad, sabiéndose el último grito de la moda. Primer precipicio que encuentra se lanza la muy mula, como si fuera un certamen de suicidios. El fondo se acerca con vértigo. Aúllo y me siento bienaventurado. Me aferro a sus crines en pleno pánico. Soy feliz porque mi cuerpo estallará en fastidio. Si gritar fuera la solución. Si solamente pudiera gritar.

Eduardo Juárez

 

La evidencia

Subes de dos en dos las escaleras, llegas al noveno piso ya sin aire, pero aún te queda fuerza y sobre todo esa rabia antigua que te permite de una patada derribar la vieja puerta de tu apartamento. Comprobar lo que te han dicho a quemarropa resulta fácil. Tu mujer y el otro, a sus anchas, dale que dale, gemidos y aullidos, asquerosos cerdos revolcándose. Como era de esperarse, fuiste del todo inoportuno. Ella lívida y él, en un instante, armado. La evidencia, maldita tu suerte, te tiene aquí postrado para siempre.

Enrique Jaramillo Levi

 

Mocos

Estallaban bombazos en mi cabeza. ¡Allí está el que quiere dividirnos! gritaba la turba enardecida. Angustiado, sudoroso, desperté con la nariz tapada. Busqué esquinitas en el celofán, la realidad me escupió a la cara. “Estás sin polvo pendejo”. Para mitigar la insidia, bebí jarabe para la tos, –de alguito sirvió–. La nariz me ardía cuando palpé que los jutes estaban tiesos. Con alegría descubrí en los mocos, algunos filones de coca. Decidí sacarlos con la punta de la uña y forjé un puro con ellos, “algo me hará”. Lo encendí, fumé y esperé la paranoia.

Maco Luna

 

Visitas

La primera vez que fui con mi abuelo al parque zoológico de la ciudad, él me instruyó sobre historia. Me relató cómo era la forma original de aquel lugar; quiénes lo inauguraron y cuáles animales causaron sensación. Ese día, a las doce, él tendría una cita en el seguro social de jubilados, para que los médicos le dieran seguimiento al expediente. Yo lo acompañaba religiosamente cada cuatro meses. Recuerdo su rostro felizmente bronceado. La segunda ocasión que visité el zoológico con mi abuelo fue la semana pasada. No hablamos mucho. Preferí respetar el silencio con que me anunciaba su muerte.

Víctor Hugo Majus

 

Actos desafiantes

La asistente del escapista está a punto de remover la manta que cubre una caja de cristal. Las paredes del teatro, abarrotado por el momento de rostros incrédulos, están tapizadas con el cartel que dice. Por primera vez en la historia, el gran HH desafiará a la muerte para mostrar el camino. Luego de un tirón leve la caja queda al descubierto. Un rumor fuerte se levanta entre los asistentes. HH sostiene en su mano ensangrentada el corazón de la asistente. “Lo siento”, dice, mientras deja caer el órgano, “no soportaba más tanto latido, un corazón distrae más de lo que ustedes pueden creer, prosigamos”.

Mariana Núñez

 

La rueda de la vida

Salí apestando a oficina y con ganas de bañarme en juerga. El dinero no es para la vieja en la casa o para los patojos en el colegio; es para que este maldito se sumerja en las tetas de alguna prostituta. Cuenta la abuela que mi abuelito era otro hijueputa. Mi mujer, hija de un padre irresponsable y famoso en los bailes. Parece que la biografía del borracho eructa en las nuevas generaciones y también se devuelve en los nietos que reciben el vómito calientito. Hoy me pagaron y paso comprando algún juguete para mis hijos. ¡Pa’ la vieja nada!

Manlio Soto

 

Wall Street

Aquí, por lo menos, la gente no ha perdido el sentido del humor. ¿Sabés cómo le dicen a esa calle que baja por entre esos ranchos de lata vieja? La llaman Wall Street. Parece irónico, pero es que aquí se comercia de todo. ¿O cómo cree usted que muchos soportan el infierno? En esta calle hay piedra, polvo de ángel, hierba de calidad, lo que quiera… Aquí se fijan los precios y se subastan las acciones de la muerte. En este lugar importa más un billete que la vida. No hay diferencia: todos los wall streets del mundo son iguales.

Carlos Manuel Villalobos

Anuncios

Responses

  1. Felicitaciones y muchos años más llenos de letras. Chente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: