Posteado por: diariodelgallo | diciembre 3, 2010

JOSÉ FRANCISCO BARRUNDIA (EL ESCRITOR I)

En casa del canónigo José María Castilla se reunían personalidades como Pedro Molina, Juan Montúfar, García Goyena y José Francisco Barrundia.  En el seno de tales reuniones se consideró la importancia de fundar una “hoja periódica”.  La redacción de tal hoja fue puesta en manos de Barrundia, Molina, Montúfar y el mismo José María Castilla. Esto sucedía en los primero años del siglo diecinueve.

Pasados los años, después de algunas restricciones, se había restablecido la libertad de imprenta, según decreto del Rey 9 de marzo de 1820.  Era pues, una buena oportunidad para que Barrundia y compañeros iniciaran su labor periodística.  Así, el 24 de julio de 1820 apareció el primer número de EL EDITOR CONSTITUCIONAL, impreso por don Ignacio Beteta, órgano representativo del periodismo doctrinario de Guatemala, durante el siglo pasado.

Con energía, Barrundia escribe en este periódico sus primeros artículos, en defensa de los derechos americanos. El editor constitucional se proponía, en verdad, criticar todo aquello que lastimara los derechos de los guatemaltecos, a la vez que ejercer una constante docencia y despertar vivo interés hacia la vida nacional.  Esta crítica desde luego sería, a su vez, criticada por otros, los adictos a las leyes de España.  Los redactores de este periódico se preguntaban “si hay derecho para hacer esclavo a un hombre”.  Se pronunciaron por la dignificación del indio y para ello argumentaron que no hay descendientes más directos de África que los españoles.

El Editor Constitucional se propuso mantener sus principios de nacionalidad de la Provincia de Guatemala.  Se pronunció en contra de los monopolios, para no perjudicar a las industrias nacionales; criticó los vicios partidistas; reclamó arbitrios suficientes para el progreso de la Universidad y se preocupó por todos los problemas de la comunidad, pero esencialmente se interesó por formar un clima propicio para que se produjera la independencia nacional.  Uno de los más responsables del periódico fue Barrundia.

El Editor Constitucional tomó, más tarde, el nombre de EL GENIO DE LA LIBERTAD para soslayar problemas surgidos de las grandes polémicas en el medio.

En el momento del cambio de nombre del periódico, Barrundia, para que los lectores comprendieran que se trataba de los mismos redactores, escribe:

“El Genio de la Libertad, periódico que se publicaba en Guatemala, preparó desde 1820 el suceso grande de nuestra independencia; inculcó los derechos del hombre en sociedad y dispuso posteriormente la opinión de un gobierno representativo.  Siguiendo sus principios, la nación no se habría visto sometida a otro yugo que aquel que tan gloriosamente había sacudido; pero el Genio de la Libertad fue perseguido y desapareció al influyo de las tentativas ambiciosas”

Por dificultades en la impresión fue restringida la publicación de estos periódicos, de modo que EL GENIO DE LA LIBRETAD terminó.

Pero no terminó su trabajo y siguió…

CONTINUARA…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: