Posteado por: diariodelgallo | diciembre 13, 2010

SOPHIA MERTINS Ganadora del II Premio de Nueva Dramaturgia Guatemalteca

José Luis Escobar se entrevista con la ganadora del II Premio de Nueva Dramaturgia Guatemalteca
Todos los loros se llaman igual se estrenará el próximo año, en el V Festival Nacional de Teatro. El director Jorge Hugo Carrillo es quien tendrá a su cargo el montaje.

“Me levanto a las siete de la mañana. Si estoy inmersa en algún escrito le dedico un par de horas antes de ir a trabajar. Laboro de 10 a.m. a 6 p.m. Luego, dependiendo del día, tengo clase por la tarde, ensayo o salgo a correr; algunos días vienen en combo con clase y corrida. Mi jornada usualmente acaba a eso de las 11 p.m. Si me queda un día libre lo uso para correr, descansar un poco, cocinar o salir con amigos”. Distribuir el día entre el restaurante que administra y el arte es para ella “como llevar una vida doble”, pero gratificante.

La rutina de Sophia Mertins parece muy organizada; quizá sea reflejo de la instrucción que desde niña ha recibido en los escenarios, tanto de danza como teatrales. “La primera vez que trabajé en teatro fue con el grupo Exégesis, con la obra Quicab. Tenía una parte en el coro. Todos eran actores profesionales y sólo un amigo y yo estábamos empezando en las tablas. Era de ponerse pilas. Luego, con Xavier Pacheco, trabajé con actores de mi edad; ahí ya empezaba a molestar el gusanito. También trabajé con Luis Román”.

Hace cinco años Sophia viajó a Londres y desde entonces radica en esa ciudad. “Llegué con la idea de explorar las artes escénicas; también tenía necesidad de iniciar la construcción de mí misma, y poco a poco me he ido conociendo, o creando”, dice esta veinteañera, autora de Todos los loros se llaman igual, la obra ganadora del II Premio Nueva Dramaturgia Guatemalteca, galardón anunciado este mes por el Centro Cultural de España. “Llegué a Londres queriendo aprender miles de cosas y no sabía muy bien dónde empezar, así que exploré y exploré: estudié diseño de luces, sonido, actuación, dramaturgia; me he mantenido ocupada, pero creo que ya le estoy encontrando las patas a la vida”. Sophia gusta de incluir frases cómicas, aderezadas con chapinismos.

Todos los loros se llaman igual se estrenará el próximo año, en el V Festival Nacional de Teatro. La obra, originalmente, era un cuento corto. El protagonista se llama Roberto, quien vive un conflicto existencial humano y busca el significado de sí mismo. El director Jorge Hugo Carrillo es quien tendrá a su cargo el montaje.

¿Y a qué te dedicas? pregunto a Sophia.“Trabajo con una compañía de teatro de jóvenes, con quienes he participado en diversos proyectos, he escrito varias piezas cortas, participado en lecturas interpretativas y últimamente en la presentación de un monólogo corto de mi autoría. He trabajado con otros grupos diseñando sonido y luces, participé en el Festival de Teatro de Edimburgo. He escrito varios cuentos cortos y  estoy con la producción de mi primer corto”. Respuesta por demás contundente.

 

Mertins se encuentra de visita en el país y reconoce sentirse muy cómoda en Londres. “Tal vez más adelante me mueva a otro sitio o regrese, no sé”. Lo que sí tiene claro es que le gusta estar ocupada porque eso “le mantiene a uno las ideas fluyendo”.Últimamente, reconoce, ha tomado los deportes como pasatiempo. “Corro varias veces por semana y una nadadita casual. Leo mucho y cocino cuando me queda tiempo”. Sí, definitivamente le gusta mantenerse ocupada.

 

Justo el día antes de volar a Guatemala, Sophia filmó algunas escenas de un corto que coescribió con un amigo francés. “Prácticamente juntamos a un grupo de amigos con diferentes habilidades y comenzamos a producirla; al volver a Londres empezaremos el proceso de edición y distribución”.  Seguir trabajando en el medio teatral en Inglaterra es otra de las metas de la dramaturga. “Tengo varios proyectos en la mira; la idea es poder desarrollarme en el medio internacional y hacer teatro nuevo y sin fronteras. Quiero iniciar una red internacional de jóvenes escritores de teatro”, indica Sophia, miembro de una familia identificada con el arte. “Mi abuelo Hans Mertins era pintor y escenógrafo. Decoró diversos teatros en Guatemala y sets de cine en Hollywood. Christa Mertins es una reconocida bailarina y maestra. Y mi mama, Lizette Mertins, es bailarina, maestra  y coreógrafa”.

Anuncios

Responses

  1. Felicitaciones y muchos éxitos más. Chente.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: