Posteado por: diariodelgallo | enero 23, 2011

ORO DE COBRE de Elisa Rodríguez Chávez

“Oro de cobre” se publicó hace 45 años, en 1965. Abordó un tema poco o nada atendido por la narrativa guatemalteca, como es el de la confrontación político académica en torno a movimientos innovadores y reacciones estacionarias en los claustros universitarios. Aun ahora, es un tema inexplorado en la literatura nacional.
"Oro de cobre" de Elisa Rodríguez Chávez

 

Se trata, pues, de una novela de fondo académico con todo lo humano que gravita en torno a dicho eje y que, por lo mismo, provocó pasiones en contra y a favor entre sectores que se sintieron aludidos, pese a que el proemio de la autora enfatiza lo contrario: la despersonalización de los hechos. Unos vieron fantasía, otros realidad.

Ciertamente, puede no ser un retrato, aunque se trata de una vida que la autora compartió integralmente, momento a momento, durante varios años en una Facultad de la Universidad de San Carlos. La autora, sin embargo, deja por aquí y por allá alguno que otro indicio que permite identificar de alguna manera los rasgos inventados con algún personaje cuyas características dan cuerpo al argumento.

Elisa Rodríguez Chávez es artista por naturaleza y ancestro. Pianista por formación académica, con vocación por la poesía, surge ahora en el campo de la novela, siguiendo los pasos de una pléyade de hombres de letras que han prestigiado grandemente a Guatemala: Virgilio Rodríguez Beteta, abuelo, abogado, diplomático y, sobre todo, historiador, además de cuentista y periodista. Virgilio Rodríguez Macal, su padre, el original narrador guatemalense, pero esencialmente novelista que cubrió el universo con sus obras.

A los 22 años, Elisa Rodríguez había escrito varios cuentos y, además, tres novelas, dos de ellas con galardones: “La cárcel de su cuerpo”, con el Premio Único de los Juegos Florales de Quetzaltenango, de 1962, y “Oro de cobre”, con honores en igual certamen.

En cuento también ha recibido varios galardones. Con la pieza literaria “La tormenta”, obtuvo el primer premio en los Juegos Florales de Jutiapa y con la obra “Dipsómano”, el único premio en cuento, segundo en prosa, en los Juegos Florales de Escuintla.

La intimidad de la vida universitaria de Guatemala sirvió de inspiración para “Oro de cobre”, una novela escrita, según advierte la autora, no sólo para entretener, sino también para ser portadora de un mensaje. Con ello, la obra está dedicada a Guatemala, un hecho que ha constituido verdadera tradición en esta familia de escritores.

Rodríguez Chávez, Elisa. “Oro de cobre”. Segunda edición. Guatemala: Universitaria, 2010. 311 páginas. ISBN: 999396760-2

Anuncios

Responses

  1. Yo estoy interesada en poder contactar a doña Elisa porque trabajo en un colegio y estamos organizando una feria del libro en honor a su padre Virgilio Rodriguez Macal si se puede comunicar roxanacdg@itelgua.com se los agradeceria o al 24724969 con Roxana de Gómez


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: