Posteado por: diariodelgallo | febrero 7, 2011

DERECHO VIGENTE ESPERANDO SER POSITIVO por Ramiro Argueta

Fotografía tomada de rie.cl

 

Así sucede, en el país de las contradicciones y de las leyes contraproducentes, un personaje singular, un Rey,  legalmente organizado, valiente pero no integrado, su nombre: Sistema Educativo Guatemalteco.  Sus fieles súbditos: Un Ministerio, una comunidad y un centro educativo.  Lo que pasaba estaba muy claro: un pueblo preso de la delincuencia,  atormentado por la falta de valores y el poco respeto a los derechos individuales y sociales habían obligado al rey a pensar detenidamente en una solución, antes de que las sospechas fueran ciertas y la responsabilidad apuntara con un dedo juzgador a la mala administración del sistema.  Era fácil identificar culpables,  pero para no ponerle nombre propio, decidieron “endosar la pacaya” a la comunidad educativa.  Esa comunidad educativa, que fácil se ganaría el nombre de “comunidad significativa”,   integrada por los maestros, los padres de familia y estudiantes.  Cuando se sintieron aludidos,  los miembros de la comunidad vieron  disimuladamente a los centros educativos y decidieron que la pacaya alcanzaba para todos y entonces, el más representativo servidor del sistema  decidió emitir una ley,  un acuerdo,   ¡lo que sea!  Y le  dieron el nombre de: Normativas de Convivencia Pacífica y Disciplina para una Cultura de Paz en los Centros Educativos.

Decidieron identificar con carnet a todos los estudiantes, penalizar la llegada tarde de un estudiante no dejándolo entrar en el primer período de clase, según ellos, remedio infalible para fomentar la puntualidad.  Todo dependerá del curso de la primera hora y veremos llegar a los estudiantes con cara de aflicción fingida,  pidiendo el castigo por llegar tarde a la clase de matemáticas, física fundamental, artes plásticas  etc.  Se sentarán cuarenta  minutos,  recibiendo su “castigo”, y en el mejor de los casos, el director del centro educativo solicitará al docente que elabore una actividad especial para ese tipo de estudiantes que llegaran (intencionalmente) tarde.  Será tan repetitivo el fenómeno que se convertirá en un estudio dirigido, en el salón de los castigados por impuntuales.

El teléfono celular será restringido, tan común en nuestra sociedad y tan necesario para los estudiantes, que utilizan los mensajes de textos para realizar los “conectes” con las compañeras y compañeros de clase a clase, pactando una cita secreta en un espacio apartado del edificio, sacándole los colores al docente que cuida el área en el recreo.  La restricción no existirá, si el padre de familia autoriza (eso si, por escrito) que el estudiante lleve su teléfono al colegio. ¿Será esa la solución o la excusa perfecta para seguir utilizando celular en el colegio?

Se acabaron las parejitas de novios. Así lo ordena la ley, o al menos eso da a entender.  Sin comentarios, porque al final de cuenta lo anterior es una falta leve y eso según la normativa tiene una llamada de atención verbal; eso es igual a escuchar al docente diciendo lo siguiente: “Ustedes dos, sepárense, si viene el director por aquí  me va a regañar; les encargo que esas cosas las hagan afuera del colegio”. Eso debería de ser suficiente para calmar las intenciones de los adolescentes de estos tiempos tan modernos y liberales. ¿Verdad?

Que se cuiden todos al hablar, se debe verificar la importancia de la palabra “todos”. Cuidado con los indicios de la subcultura de las pandillas: ¿“Qué onda muchá”?  ¿Qué onda profe? Y será mejor que en el momento de existir una riña interna entre dos estudiantes, se guarden aquellos comentarios producto del calor del encuentro,  tales como: “Te voy a traer a mi mara” o “Te espero en la salida, con todos mis cuates,  los que me van a hacer el paro”.

Será necesaria la creación de una comisión de disciplina integrada por el director y tres valientes docentes que se animen a combatir la indisciplina con “mano dura”, perdón, con mano firme.  También se incluirá un padre de familia con ciertas características que serán indispensables.  Para empezar,  es necesario  que tenga el suficiente tiempo libre para participar activamente en el proceso. Ese padre de familia representa dignamente a todos aquellos que obviaron, dentro de la educación familiar,  algunos elementos básicos que dieron como producto una generación indisciplinada.

Y así será, la creación de la normativa que a partir de este año rige la convivencia pacífica y la disciplina de los centros educativos despiertan la curiosidad traducida en interrogantes:

¿En qué momento se le olvidó a la comunidad educativa que todo el contenido de la normativa era su obligación? Cualquiera entiende que la convivencia pacífica, la disciplina y la cultura de paz se aprenden en el hogar y en la escuela para ser practicadas en la sociedad.  Llegamos al colmo de los colmos cuando se hace necesario recordar,  por medio de una norma legal,  una obligación inherente de la familia y la escuela.

¿En qué momento los centros educativos decidieron olvidarse de cuestiones tan obvias durante el proceso de enseñanza-aprendizaje?

No nos digamos mentiras: En todas las instituciones educativas se forma una comisión de disciplina al inicio del ciclo. El tema no es nuevo. ¿Cuál es la gran novedad? ¿En dónde está la innovación?

Si la receta para lograr la convivencia pacífica es la tolerancia y el respeto al semejante; enseñarle al estudiante que nuestro país es una diversidad cultural que merece ser respetada.   La disciplina es un proceso, que sugiere y necesita la intervención de personas idóneas, maduras y con criterio, pero lo más importante, que representen dignamente la convivencia, la disciplina y la paz.  Es el desarrollo y conocimiento de un reglamento disciplinario, que se convierte en derecho vigente positivo, es decir, normas que se cumplen.

Si se quiere una cultura de paz, es mejor que se preparen para entender lo que significa cultura en un país como el nuestro, o al menos, iniciar con la idea que la cultura es compartida, es abstracta, pero es social.  Por lo tanto, el reto es para los cursos del área social-humanística,  para los docentes que en la clase de estudios sociales dicen que: “la familia es la base de la sociedad”. Cambiar el lenguaje, los símbolos y los rituales de una cultura no es igual a decir que la paz está fundamentada en acuerdos que dieron fin a un conflicto armado. Es el entendimiento de valores llevados a la práctica por medio de proyectos educativos que impulsen la justicia social.

Todo depende de la seriedad y compromiso de los actores de este cuento, de ellos depende que la norma no se convierta en derecho vigente no positivo.

Anuncios

Responses

  1. El contenido muy bueno…totalmente cierto…y creo que se queda corto el articulista!
    Obligar el buen comportamiento y el aprendizaje de una cultura de paz: Contradictorio y digno de nuestro macondonizada sociedad…
    El título y la introducción no me parecen afortunados.
    Saludos

  2. Importante reflexión en la que todos y todas estamos involucrados de una u otra forma, pues la responsabilidad y el compromiso de crear una convivencia de paz y respeto en nuestra sociedad, conlleva un proceso que inicia desde el hogar y se continúa fortaleciendo en la escuela, sin embargo, los padres de familia se desligan de la responsabilidad de seguir orientando a sus hijos e hijas, descuidando la formación de valores al creer que la escuela es quien debe formar… y la escuela hace lo mismo al atribuir la responsabilidad a los padres de familia en la formación de los y las estudiantes… Es un hecho que las dos partes tienen su compromiso y es también un hecho que las dos partes fallan en el proceso, sin embargo si desde el hogar se formará el hábito de la puntualidad, la responsabilidad, el respeto y la tolerancia, seguramente en la escuela no habría necesidad de llegar hasta este punto, en donde se vuelve muy abstracto el que la convivencia pacifica y la disciplina sea una realidad a través de procedimientos que condicionan e imponen, lo que al contrario debiera ser un proceso simplemente bien orientado y formado desde el hogar, fortalecido desde la escuela y aplicado en la sociedad.

  3. Comentario

  4. Considero que si los padres estuvieran consientes que la base para la cultura de paz es primeramente responsabilidad de ellos, y que el centro educativo se encarga de reforzar estos valores aprendidos en el hogar, tendríamos una sociedad distinta. Hay algo bien importante que se ha olvidado, que el educar y fomentar valores, se da por el ejemplo, pero lamentablemente, que podemos esperar si los padres de familia y maestros no educan con el ejemplo, y cuando se habla de valores a los estudiantes, se ve la contradición entre lo que se dice y lo que se hace, y es por ello que el resultado es una sociedad violenta.

  5. como bien dice el autor la normativa pareciera como si realmente no conociera la realidad de la comunidad educativa, porque ellos simplemente no estan involucrados con nosotros como institucion, ni conviven diariamente con los alumnos para conocer ampliar y aplicar las normas, no puede llamarsele de otra forma ni aplicarse correctamente ya que si como su nombre lo indica una norma podria ser modificada o hasta violada es por eso que en una cultura como la nuestra y con una educacion tan pobre o mediocre que se encuentra en las familias de este ttiempo tampoco se puede esperar apoyo por parte de los padres, ya que estos justificaran cada actitud de sus hijos, con la excusa que lo mejor es ayudarlo y apoyarlo porque ya no pueden pasar mas tiempo con ellos, a causa de necesidades tan basicas como la convivencia familiar o desintegracion como podria la familia (padres ayudarnos en tan laboriosa tarea). es entonces necesario el cumplimiento de los reglamentos internos de cada institucion, siendo tarea de todos que este se cumpla o no.

  6. Despues de haber leido el articulo, los puntos expuestos son correctos, la comunidad eductiva deber ser la que naturalmente llegue a poder tener una norma de convivencia que salga de la misma educacion adentro del sistema de valores que se enseñan, no seria necesario tener que hacer un documento legal para que tenga que llegarse a una convivencia pacifica y los programas que se apliquen para su promocion deben ser hechos conforme a union de pais no decir “yo soy de esta etnia o yo soy de aquella otra etnia” con esto estamos tratando de unir al desunir, a su vez tambien se debe reconocer que la mentalidad de los guatemaltecos es que solo hacen caso a las cosas si miran que hay un castigo vigente que se les pueda imponer, osea , solo con regaños hacemos casos y talvez ni aun asi, de igual forma el sistema educativo debe enseñar a los alumnos una convivencia, sea con palabra (educacion) o con accion (disciplina), a su vez la familia debe tener un rol importante para transmitir la convivencia y valores, desafortunadamente la familia no tiene un sistema fuerte debido a que varias familias vienen de un historial de separaciones o de familias de un solo padre.

  7. Lo que expone el autor es bastante claro, se apega a la realidad nacional, ya que no es solo venir y publicar una pequeña ley que trata de resolver los problemas que aquejan a la comunidad educativa, con unas sanciones anticuadas, que en lugar de dar miedo, temor o como se le quiera llamar, solo da lastima, tristeza, saber que las personas que ocupan puestos importantes, no tengan la capacidad para poder crear una ley que vaya apegada a la realidad de nuestra sociedad. por eso si queremos realizar un cambio debemos de comenzar en el hogar enseñando valores, y luego en los centros educativos o en cualquier lugar o institución que de una u otra manera intervenga en la educación de los jóvenes, niños y adultos.

  8. Lo expuesto en el tema es la realidad ya que un reglamento de diciplina siempre se ha utilizado en un establecimiento educativo, no es nada nuevo y lo que no me parece es que para la mayoria de las partes de dicho reglamento se aplican unas sanciones las cuales en lugar de parecer sancion parece premio para los alumnos, considero que no deberia ser solo publicar las leyes sino participar en los centros educativos, para verificar que es lo que ocurre dentro de los mismo para asi poder considerar publicar o no una ley, y saber que clase de reglas se deben de considerar y que tipo de sanciones se deben de aplicar. considero que se deberia concientizar a los padres, para poder lograr encausar a los niños y jovenes y asi poder tener una mejor Guatemala.

  9. Mi opinion es que esta ley de convivencia pacificia no se cumple, y si se cumple no al cien por ciento, todo depende si le conviene a los dueños o directores de los establecimientos, para empezar sancionar al alumno con dejarlo fuera el primer periodo lo ven como un regalo y no como un castigo, el uso de los celulares una prohibicion tan absurda,porque si el padre de familia lo autoriza, que le queda al centro educativo???, prohibida la pareja de “novios” si ahora los jovenes no tienen novio (a), ahora solo son “amigos con derecho”, y tambien queda prohibido?, creo que quienes crean estas leyes deberian primero aclararle a los jovenes que significa “tolerancia”, “convivir pacificamente”, y despues explicarles a ellos que es esta ley.

  10. Para mí la ley disciplinaria y de convivencia no tiene sentido que exista, pues no es mas que el cumplimiento de valores, morales, espirituales y cívicos,y estos no son una ley sino obligación como ciudadanos guatemaltecos y éstos son los que los estudiantes no cumplen y hacen uso de esta ley solo cuando les conviene,con respecto a los docentes de igual manera se han acomodado a decir “en la ley dice que no debe de hacer”,pero también ellos no cumplen al momento de sancionar al estudiante no le dan seguimiento a la disciplina aplicada y por lo mismo ellos lo toman a broma,con respecto a los directores o dueños solo ven sus intereses para poder respaldarse en la ley y quieren hacerlas cumplir cuando les conviene para evitar enfrentamientos con los padres de familia, y a los padres se les olvida que la educación inicial viene de ellos y también a pegados a esta ley vienen a exigir el respeto y consideración para sus hijos aunque éstos no estén cumpliendo con las normas del establecimiento.

  11. Ciertamente los creadores de esta normativa de convivencia pretendieron atacar un problema aparentemente actual con un conjunto de sanciones que a su vez no son tan correctivas y que pueden ser ajunstadas a conveniencia, pero se olvidaron que corregir no es solo sancionar sino mas bien educar osea cambiar actitudes que no favorecen en nada al desarrollo integral de la persona, estoy de acuerdo con el escritor cuando dice que en que momento se olvido la responsabilidad de aplicar lo que es necesario en cualquier centro educativo “la disciplina”, tan importante para la convivencia pero que no se logra con un acuerdo, porque es un proceso que debe empezar desde la familia, que es donde el niño forma su idea de sociedad y de como desenvolverse dentro de ella, apoyado posteriormente por la educación recibida en las escuelas. Definitivamente es más comodo dejarle la responsabilidad a otras personas y yo observar solamente. Es necesario que todos tengamos conciencia de esa responsabilidad.

  12. El tema se basa en la verdad, ya que se está mencionando la Convivencia Pacífica para la cultura de Paz, pero primero se debe enseñar a todas las personas que forman parte de la comunidad educativa el significado de convivencia para que así las entidades que crean estas normas obtengan los resultados que desean para que no solo haya armonía dentro de los establecimientos educativos o los salones de clase sino que se de en todo lugar, pues algunos lo hacen por conveniencia o por no ser mal vistos pero al estar fuera de los mismo se pelean, estan en desacuerdo, critican, se burlan de las mismas y de nada sirve, se dice prohibido el celular y los mismos maestros lo contestan aprovechandose de su autoridad, y recuerden que se predica con el ejemplo, entonces no es tarea de unos u otros sino que de todos hacer que este derecho siempre sea vigente y no se caiga en una laguna de derecho.

  13. Es total mente cierto todo lo descrito en el articulo, pero en la parte que mas coincido y creo que fue el motivo por el cual fue creado esta normativa que de veras mejor da risa, es en que a los largo de la historia los centros educativos ha tenido sus reglamentos autorizados o no por el mineduc, pero han actuado al 100 o al 50 por ciento de lo descrito en sus reglamentos, pero se han enfrentado en los ultimos años a la famosa pregunta si es legal o no ahora en estos tiempos de Leyes como la de la niñez y la adolescencia o los tan famosos derechos humanos, que han venido a crear un serio problema con las supervisiones educativas cuando el colegio actua a la forma de ver de estas leyes fuera de ellas, y el mineduc no ha podido solucionar o se ha inclinado mas por lo mas practico darle la razon a los padres de familia cuando sus hijos han sido sancionados. Razon por la cual el MINEDUC con esta normativa viene a lavarse las manos con todos los centros educativos a quellos miren que hacen con estos jovens faltos de pirncipios y valores, que practicamentes quieren que los centros educativos los tengan dentros del las aulas y les consientan sus faltas.

  14. El articulo, dice muchas verdades, ya que siempre se tiene que buscar a otros que sean los culpables, muchas cosas mejorarian, si los padres de familia asumieran con responsabilidad su papel, y lo del reglamento, no es nada nuevo, hace tiempos que existen reglamentos autorizados por el ministerio de educación, y no se cumplen, muchas veces porque los mismos padres de familia no colaboran. Y el MINEDUC, se lava las manos como pilatos creando este reglamento, que ni lo dan a conocer bien y que miren los centros educativos como salen.

  15. Es increible experimentar en carne propia todo los desatinos que el artículo menciona, por ejemplo el de las llegadas tarde, es penoso ver cmo se vuelve una costumbre sin que alumno, padres y maestros muchas veces en la mayoría de centros no reacciona ante problema tan comun, aunque hay que tomar en cuenta que cuenta mucho la direccion del centro que muchas veces es la mayor culplable por ver a un alumno como un “cliente” al que no se puede perder, tolerándole todo tipo de desaveniencias sociales y de responsabilidad. El cambio de todo esta descomposición debe ser un profundo cambio que inicie desde las estructuras altas de gobierno que fomente los valores “familiares”, con una salud social preventiva y no curativa, ya que todos nos iniciamos en una familia como miembros de una sociedad, y de ahi proyectarse hacia todos los ámbitos de la sociedad guatemalteca.

  16. Pues a mí me parece que es necesario una norma para poder regular la conducta de las personas, es necesario saber qué es lo que se permite y lo que no. Considero que la norma es la meta a alcanzar y por supuesto que nadie la podrá cumplir al cien por ciento. Algo así como los 10 mandamientos, ¿quién los cumple a cabalidad? nadie, pero de alguna manera guían a los seres humanos a establecer principios y valores. Respecto a las consecuencias me parece que el objetivo del maestro es ayudar al padre en la FORMACION del chico y esto es un LARGO proceso. Creo que la disciplina debería ser una expresión de amor y no de enojo o “desquite” Hace algunos años cuando se llegaba tarde al colegio ni siquiera dejaban entrar al estudiante al establecimiento, los maestros abusaban de la autoridad pegándoles a los niños y nadie protestaba. Creo que los excesos de ciertas personas han dado lugar a un reglamento protector a la dignidad de los estudiantes, es la ley de la siembra y la cosecha. Creo que en todo hay malo y bueno. El maestro necesita tomar en serio su rol, ser ejemplo de virtudes y no de vicios y ser firme en sus reglas y consecuencias. Ser disciplinado y disciplinar NO es fácil, se necesita constancia, valentía, serenidad y amor.

  17. Yo se que no es nada nuevo este “reglamento de convivencia pacifica” pero al menos intentan hacer cumplir algo que ya por obligación se tiene que hacer, aunque las sanciones o los actos correctivos deberían de ser otros, porque como dicen y hay que hablar claro, el papel aguanta con todo lo que escribamos.

    Pero toda esta educación de llegar temprano, no interrumpir al maestro, tener respeto hacia sus profesores, compañeros, y resto de personas que se encuentren laborando dentro de establecimiento, son cosas que los padres de familia le tuvieron que enseñar a sus hijos, en donde el padre y la madre son la cabeza de la familia y le dicen a sus hijos que hacer y como hacerlo, pero los padres se encuentran, trabajando (en el mejor de los casos), y los jóvenes se quedan solos dentro de su casa o en la calle haciendo lo que se les pegue la regalada gana, teniendo como modelo la televisión o otras personas a quienes les vale el mundo y sus habitantes, en donde ellos son el centro de atención y no hay nadie que los pueda tocar en su pequeño mundo.

    Cuantas veces (y me incluyo) hemos visto las cosas pequeñas que los alumnos hacen y nos hacemos un poco los locos por que ese alumno es bueno en la clase, o porque nos cae bien el estudiante, o la misma fatiga de estar repitiendo como loros las reglas, o porque evaluamos que lo que esta haciendo no es algo muy grave.

    Cuando un país pierde el rumbo es muy difícil que lo recupere; y porque no, echarle la culpa a los centros educativos o a los docentes porque no están cumpliendo su trabajo (cumplir el reglamento de convivencia pacifica), que por ley nos lo están imponiendo. Enseñarle los valores mínimos no es trabajo de los docentes, pues este es el trabajo de los padres de familia, nosotros NO somos niñeros de sus hijos (cosa que se les repite a los padres), nosotros somos maestros (en estos tiempos facilitadores) de los temas que enseñamos.

    En lugar de reinventar el agua azucarada, deberían de mejorar la educación que se les da desde la primaria, ahí enseñar los valores que se tienen perdidos, y no solo a los estudiantes, si no también a los padres de familia, que es donde los mismo alumnos toman todos los ejemplos, como por ejemplo ven que los padres salen corriendo a su trabajo 5 minutos antes de que sea la hora de la entrada de trabajar, o que gritando se hacen escuchar, o donde los mismos padres mal crían a sus hijos dándoles todo lo que piden y por no querer hacer enojar al “nene” le permite que haga de todo y que haga lo quiera y cuando quiera.

  18. Si la verdad es que el nuevo reglamento de convivencia no se cumple porque aunque se prohiba el alumno siempre sigue asiendo lo mismo no lleve celular y de igual maner lo lleva y lo utiliza en periodos de clases, pero es por la falta valores que se han perdido dentro del nucleo familiar, pero tambièn en los centros educativos muchas veces no se les da elseguimiento necesario.

  19. Que tanto de parte del ministerio de educaciòn como de los docentes hay cierta culpabilidad del incumpliminto del reglamento, ya que al maestro de le contrata esperando tenga una formaciòn de valores y conductas adecuadas por su profesiòn que pueda transmitir al momento de ejercr¡er su trabajo. porque para eso se le paga,por parte del docente y por parte del mineduc, hay puntos en el reglamento en que elllos exageran al implemetar y contradecirce a la vez pues no viven dia a dia los problemas que se enfrentan dentro del establecimiento. y talvez por eso se mal interpreta pero si lo vemos desde el punto de vistasi lo vemos como empresa particular que contrate a un emopleado solo te dan las normas y no hay necesidad de capacitarlo porque se supone que el empleado ya tiene valores y sobre todo tiene que tener voicaciòn para realizar su trabajo.

  20. Efectivamente cierto… visto desde este punto de vista aun quedamos con incertidumbres de que lado de la realidad quedamos los catedraticos y como influencia la falta de vivencias del dia a dia de sufrimiento, desesperacion y el no poder hacer nada con respecto a la problematica popular en los establecimientos… pero las necesidades son evidentes y la realidad es que seguimos en las mismas o talvez peor.

  21. EN TODA LA UNIVERSIDAD MARIANO GALVEZ, NO HE ENCONTRADO A NINGUN PERSONAJE CON TAN BUENA DIDACTICA, PREPARACIÓN,DEDICACIÓN Y ENTREGA COMO RAMIRO ARGUETA. FELICITACIONES POR TAM BUEN ANALISIS DE LA REALIDAD DE LO QUE SUCEDE EN LA REALIDAD EDUCATIVA DENUESTRO PAÍS


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: