Posteado por: diariodelgallo | julio 11, 2011

Facundo Cabral, o civilización y barbarie en Guatemala por Ariel Batres

Cuando el político, pedagogo y escritor argentino Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888), presidente de la Argentina 1868-1874, publica “Facundo o civilización y barbarie” (1845) en el periódico “El Progreso” que fundara en Chile, lejos estaba de saber que pasado el tiempo, un nuevo ciudadano argentino llevaría el nombre de su personaje. En efecto, en mayo de 1937 nace el canta-autor de trova Facundo Cabral, vil y absurdamente asesinado en ciudad de Guatemala a las 5:30 a.m. del sábado 9 de julio de 2011.

 Cabe advertir que el “Facundo” de Sarmiento fue un personaje real, toda vez la novela biográfica trata acerca de Juan Facundo Quiroga (1793-1835), un militar argentino que se convirtió en aliado del tirano Juan Manuel de Rosas, pero traicionado por éste cae asesinado en 1835. Sarmiento escribe diez años después la biografía, toda vez que en el pueblo aún se escuchaban exclamaciones como: “¡No!, ¡no ha muerto! ¡Vive aún! ¡El vendrá!” (Introducción; página 5 de la séptima edición 1958, Editorial Sopena Argentina).

 Posiblemente y en su justa dimensión, tales deseos populares pudieran aplicarse al Facundo de hoy, Cabral para más señas, con la diferencia que en tanto que Juan Facundo Quiroga constituye una pequeña muestra de lo irracional -la barbarie- comparado con la civilización, Facundo Cabral representa la lucha por la vida, por la cual es necesario batirse todos los días. Quiroga asesinó a cientos y Cabral le cantó a la vida de millones.

 Para Sarmiento, “Facundo murió corporalmente en Barranca-Yaco; pero su nombre en la historia podía escaparse y sobrevivir algunos años, sin castigo ejemplar como era merecido.” (página 14 de la edición citada). Cabral pasa a la historia como un ejemplo digno de imitar, al igual que sus coterráneos los escritores Ernesto Sábato (El túnel -1948), Jorge Luis Borges (El Aleph -1949), y Julio Cortázar (Rayuela -1963).

 El 9 de julio de 2011, se advierte que las palabras de Cabral en una de sus composiciones poéticas fueron proféticas: “Si los malos supieran qué buen negocio es ser bueno, serían buenos negociantes”. Causó estupor, ira, vergüenza, llanto y muchas emociones encontradas conocer la triste y amarga noticia, ver su cuerpo tendido aún dentro del vehículo donde iba camino al aeropuerto, después de haber brindado en Guatemala dos conciertos en fechas 5 y 7 de julio, donde la última canción que interpretó fue “No soy de aquí, ni soy de allá”, pues era un trovador errante que recorrió 159 países.

 Ojalá que los malos -la barbarie- se den cuenta algún día que es mal negocio la violencia pero sobre todo, que los buenos -la civilización- salgan de la indolencia y luchen también por la paz, construyéndola diariamente, pues es necesario trabajar todos los días por la vida.

 DESCANSE EN PAZ FACUNDO CABRAL

 Ariel Batres Villagrán

Guatemala, 9 de julio de 2011

Anuncios

Responses

  1. Existen millones de palabras para expresar el pesar inmenso que deja en la comunidad artística la pérdida (física) de un pensador como pocos, un hombre, un maestro del arte de vivir. A pesar de la vastedad de vocablos adecuados, ninguno expresa a cabalidad la inconformidad y la impotencia que surge al aceptar, muy a nuestro pesar, que es una realidad el poeta fue asesinado en una tierra que, como muchas más, vivió de cerca su grandeza.

    Tan absurda es la idea de tan sólo analizar la hipótesis mediática que culpa al crimen organizado de su muerte; es paradójico imaginar que enmedio de la ruleta rusa que se juega en los tratos mafiosos haya estado la desdicha de su fallecimiento; es contradictorio creer que esto le haya pasado al hombre que afirmaba que “no hay nada como vivir sin enemigos”. Como dijera el artículo anteriormente publicado por el señor Villagrán: ojalá que los malos -la barbarie- advirtieran los beneficios del negocio de la bondad; de esa forma se construirían emporios multimillonarios como resultado de la infatigable búsqueda del beneficio de la bondad aunque fuese por negocio.

    Lamentablemente las aves de rapiña no conocen la relación entre bondad y satisfacción de vida. Son muchas generaciones las que, en lo personal, me alejan de conocer más a fondo la obra magistral de Facundo Cabral, pese a ello me solidarizo con el resto de artistas del mundo y el pueblo argentino por la pérdida que, sin más ni más, deja un espacio vacío, un lugar que no podrá ocuparse con otro nombre. ¿Qué podemos esperar ahora como ciudadanos, artistas, proletarios, estudiantes o poetas que vivimos en una narcocultura que mutila las posibilidades de florecer y cambiar de a poco lo retorcido de la sociedad? ¿Acaso seremos estorbo para el que lucra con la vida? ¿Acaso la sociedad se encuentra en un estado involución que nos regresa al tiempo de no poder protestar con una ideología válida y una bandera blanca en la mano derecha? inquietudes que soportan el punto de vista del señor Villagrán, sigamos trabajando aunque muramos en el intento como en vida lo hizo Facundo Cabral; que su descanso eterno y su legado de amor por la vida sea el único consuelo que nos quede.

  2. […] bbc.mundo, diariodelgallo, vocesdelapatriagrande var dd_offset_from_content = 40; var dd_top_offset_from_content = 0; […]

  3. […] Fuentes: bbc.mundo, diariodelgallo, vocesdelapatriagrande […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: