Posteado por: diariodelgallo2 | octubre 8, 2011

TOMAS TRANSTROMER NOBEL DE LITERATURA 2011

papelenblanco.com

El poeta sueco Tomas Tranströmer es el ganador del premio Nobel de Literatura 2011. Según la Academia Sueca “da un acceso fresco a la realidad a través de sus translúcidas y concentradas imágenes”. Esta vez las quinielas no estaban muy alejadas del fallo final del jurado. El Nobel de Literatura no se otorgaba a un poeta desde que lo recibiera la polaca Wislawa Szymborska en 1996.

Esta vez la Academia ha tirado para casa, algo que no ocurría desde que galardonaran a Harry Martinson en 1974. Se comprenden así los gritos de júbilo de los periodistas cuando se ha anunciado el premio. Porque el sucesor de Mario Vargas Llosa nació en Estocolmo el 15 de abril de 1931, es psicólogo de profesión y este premio es la confirmación de que se trata del poeta sueco más importante. Es, además, un buen pianista.

Su primera obra, 17 poemas, apareció en 1954 y desde entonces sus libros han sido traducidos a más de 60 idiomas. En total 15 obras de poesía que en España han sido recopiladas en dos antologías, ambas publicadas por Nórdica: El cielo a medio hacer (2010) y Deshielo a mediodía (2011). Desde que un ictus le paralizara el lado derecho del cuerpo en 1990, sus publicaciones han sido más escasas aunque nunca ha dejado de escribir.

NOCHE-MAÑANA

EL mástil de la luna se ha podrido y la vela arrugado.
La gaviota flota ebria, más allá, sobre el agua.
El pesado cuadrilátero del muelle, carbonizado. El matorral se
doblega en la oscuridad.

En la escalera. El amanecer golpea y golpea
en las verjas de piedra gris del mar y el sol crepita
cerca del mundo. Semiahogados dioses estivales tantean
en niebla marina.

Anuncios

Responses

  1. La noche del viernes 7 de octubre junto con mi hija vimos la transmisión de la noticia en un canal de televisión y nos sorprendió por tratarse para nosotros de un autor “desconocido”, a quien por su apellido “Tranströmer” inmediatamente lo cambiamos a “Transformer”; así somos los chapines guatemaltecos: modificamos nombres y apellidos cuando “nos suenan a algo diferente”, no por falta de respeto sino porque es parte del perfil chapín, estudiado por un novelista muy chapín, José Milla y Vidaurre, en 1867, así que no hay por qué sorprenderse con los cambios y sobre nombres.

    La “sorpresa” y lo de “desconocido” se debe a que en nuestros lares no leemos a los autores de allá por Europa, del otro lado de nuestro charco, lo cual es un mal síntoma y nos refleja también como chapines: medio conocemos algo de lo nuestro pero no salimos de la aldea. Con mi hija conversamos que algo así le ha de haber sucedido al guatemalteco Miguel Angel Asturias (1899-1974) cuando recibió el Premio Nobel de Literatura en 1967; cuántos en Europa no se habrán preguntado quién era. Y a propósito de éste, el 11 de diciembre de ese año, un día después de recibir el Premio en Estocolmo, un diario de Guatemala encabezó su editorial con esta frase latina: Honos álit artes: El honor alimenta las artes (véase Prensa Libre; “Editorial. El momento culminante de Miguel Ángel Asturias”. Guatemala : edición del lunes 11 de diciembre de 1967. Página 10). Después de 34 de espera, bien vale aplicar al Transformer sueco dicha frase. Y ahora, a leerlo para que no nos siga siendo desconocido.

    Ariel Batres V. / Guatemala

  2. que importantes son los premios Novel, si alguien sabe donde concursar para este premio, por favor, lo importante es participar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: