Posteado por: diariodelgallo2 | diciembre 7, 2011

HORRORES IDIOMÁTICOS Y ALGO MÁS… por María del Rosario Molina

Artículo de Prensa Libre

Me cuenta don Julio Figueroa que ha leído un libro con un tema muy interesante y agrega que me lo recomendaría, si no fuera por el queísmo, del que se abusa en el texto. —No hay una sola oración con una subordinada sustantiva adjetivada, objeto preposicional ni verbo pronominal a la que no le hayan suprimido el “de” necesario, me dice—. Parece que el corrector de pruebas no hubiera ni pasado por la secundaria. Lo que comenta don Julio es la Biblia, aunque no solo hay queísmo en Guatemala, sino en todo el mundo de habla hispana.

La Nueva gramática de la lengua española explica el dequeísmo, que aquí, al menos en la lengua escrita ha desaparecido bastante, y el queísmo, que se multiplica, pero no con progresión geométrica, sino elevándose a la siguiente potencia. Aclaro que aunque algunas personas crean que la dicha gramática es únicamente descriptiva, sí hace ver errores y formas correctas y también recomienda los buenos usos. Al respecto dice que el “dequeísmo” es el uso incorrecto de la secuencia “de que” en las subordinadas sustantivas, cuando la preposición “de” no se justifica en ellas, y que el ‘queísmo’ es la supresión indebida de la preposición que precede a la conjunción “que”. Ejemplos: “Creo de que lloverá” —dequeísmo—, por “creo que lloverá”. “El caso que hablamos es grave” —queísmo— por “el caso de que hablamos es grave”. “Me acuerdo que ese día nevó” —queísmo—, por “me acuerdo de que ese día nevó”.

Más claro no canta un gallo: las academias reconocen el uso incorrecto, tanto del dequeísmo como del queísmo. Yo a eso lo llamo norma, no descripción, pues aunque se informe de dónde se usan dichos solecismos o de cómo nacieron y eso es descriptivo, también se está indicando que su uso es incorrecto, impropio del lenguaje culto. Si eso no es norma —no para los ignorantes, que discurren y se expresan como les da la gana—, pero sí para los periodistas de los medios hablados y escritos y en especial para los correctores de pruebas, yo no entiendo el DRAE: “…4. Ling. Conjunto de criterios lingüísticos que regulan el uso considerado correcto. / 5. Variante lingüística que se considera preferible por ser más culta”.

Don Julio también se queja de que ha leído una nota que reza: “La joven, que adolece de un magnífico entrenamiento, lleva ganadas muchas medallas”. ¡Qué bien por la joven que recibe tal entrenamiento y qué mal por quien lo escribió! Adolecer es padecer alguna enfermedad o defecto, y cuando se usa como pronominal —“adolecerse”— es compadecerse. “Adoleciente”, antiguo participio activo de adolecer, es un adjetivo: “que adolece”. Nada tiene “adoleciente” que ver con “adolescente” —qué está en la adolescencia—, un adjetivo que no es participio activo de ningún verbo castellano.

Anuncios

Responses

  1. Es hermoso saber de correcciones del idioma español (Idioma Español de España) es hermoso criticar cuando se pisan las universidades, pero creo a titulo personal que no es correcto criticar a los escritores, que ya no están con nosotros, dejemosles en paz, critiquemonos nosotros mismos y veremos nuestro grandes (Herrores) errores.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: