Posteado por: diariodelgallo2 | diciembre 24, 2011

SALA AUGUSTO MONTERROSO DE LA UNIVERSIDAD DE OVIEDO, ESPAÑA

Los ejemplares tienen una sala propia en la institución para albergar el legado cedido a la institución académica por el escritor guatemalteco

 

La Biblioteca de Humanidades de la Universidad de Oviedo, en el norte del país, cuenta desde hoy con una sala específica para albergar el legado cedido a la institución académica por el escritor guatemalteco Augusto Monterroso, que incluye más de nueve mil libros propiedad del autor de La palabra mágica.

Esta parte del legado, del que se conservan otros fragmentos en la Universidad de Princenton (EU) y en el Museo del Estanquillo, en la Ciudad de México, contiene joyas bibliográficas como la primera edición de “Ismos” , de Gómez de la Serna, o la segunda de Trilce, de César Vallejo, o la de 1851
de “Escenas de la vida bohemia” , el libro de Henri Murger que Puccini transformó en “La Bohème” .

Entre los 9.066 volúmenes figuran además diccionarios de diversos idiomas y textos de gramática; una sección con las principales obras de los clásicos griegos y latinos, y otro apartado de literatura universal con estudios críticos sobre El Quijote o una amplia muestra de la literatura hispanoamericana de los siglos XIX y XX, que incluye obras completas de Borges, Cortázar o Neruda.

El archivo documental recopila una extensa colección de revistas, escritos, anotaciones personales, cartas originales de artistas como Yoko Ono, y grabaciones de programas de televisión, además de obras gráficas como retratos de Monterroso, grabados, litografías, esculturas y dibujos.

La viuda de Monterroso, Bárbara Jacobs, aseguró en abril de 2008 cuando formalizó la cesión del legado a la Universidad de Oviedo que su esposo quedó “cautivado” por la hospitalidad del Principado de Asturias, en el norte, durante su estancia para recoger el Premio Príncipe de Asturias de las Letras de 2000, que le sirvió además para renovar su admiración por la obra de Leopoldo Alas “Clarín” .

El proceso de negociación entre la Universidad de Oviedo y Jacobs comenzó en diciembre de 2007 con la mediación del poeta José Miguel Ullán para llegar la colección a Oviedo en 2008 y, desde entonces, ha sido catalogada y supervisada por una comisión de expertos.

La sala que lleva el nombre de Augusto Monterroso, autor del que está considerado el cuento más breve de la historia de la literatura: “El dinosaurio” (“Cuando despertó el dinosaurio todavía estaba allí”) , forma parte del Centro de Estudios Hispanoamericanos del Campus de Humanidades de la Universidad de Oviedo.

Anuncios

Responses

  1. Un escritor admirable, de un legado impresionante.

  2. César Brañas donó su casa y libros a la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC), por la simbólica suma de un quetzal.
    Flavio Herrera hizo lo mismo.

    La USAC convirtió ambas residencias en “Biblioteca César Brañas” y “Casa Flavio Herrera”, respectivamente.

    ¿Por qué Monterroso no legó sus libros a alguna universidad guatemalteca?
    Debió haber sido una muy fuerte impresión la que le causó haber visitado la universidad de Oviedo, para que tomara dicha decisión.

    Claro que se respeta su legado testamentario, pero qué mejor si los nueve mil libros se hubieran quedado en Guatemala para consulta inmediata de guatemaltecos, hondureños (él nació en Honduras) y centroamericanos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: