Posteado por: diariodelgallo | septiembre 26, 2015

EL CELOSO AMOR de Cesar Brañas

cesar brañas

EL CELOSO AMOR

El drama pasional crepita en la hoja de periódico cual zarza que arde al sol.  Los detalles tiemblan en un sobrecogimiento emocional.

Se diría que la hoja de papel, inexpresiva en sí misma, cobra subidos tonos de púrpura.  El suceso se hace grito desgarrador, ademán contorcido, gesto descompuesto, mirada turbia, frenética ansiedad.

Se le ha presentido en largas esperas; se ha creído escuchar su paso cauteloso de fiera en acecho, al acercarse; y cuando ha estallado, cuando se ha roto el nudo dela angustia dramática, con la sorpresa del primer instante sobreviene una languidez de alivio.

Parece que se respirara a pulmón plenario a la salida de una lóbrega cueva donde nos asaltaron cuadrillas de temores.  Mentalmente nos miramos a las manos, persiguiendo ilusamente en ellas la sombra trágica de las manos de Macbeth, alargadas distendidas de espanto, para luego crisparse en el destrozo del remordimiento.

Pero no.  Nosotros vemos parar el hosco fantasma del drama pasional; solo interesa a nuestra curiosidad de espectadores, ajenos en ese momento al tumulto subversivo de la pasión.  Y sin embrago nos conmovemos como en una complicada lejana e inconcreta, en una extraordinaria solidaridad sentimental, que nos conturba y enajena; experimentamos la sensación de un auténtico y oscuro encadenamiento de las almas y las ambiguas razones del crimen nos asedian.  Algo semejante a los que sentirían aquellas cadenas de esclavos en Venezuela, cuando a un compañero vencido por la fatiga penosa se le cercenaba sin piedad la cabeza…!qué maravilloso estremecimiento de horror y angustia recorrería en ese instante patético la cuerda de condenados sin esperanza¡

El día se ha enrojecido de sangrientas amapolas.  La cortina roja ha ofuscado irremediablemente los ojos.  La riera se ha desembarazo de súbdito de sus amarras.  Saña primitiva empuja la mano armada.  Caín, de complicada alma, se arroja sobre el hermano; pero la tragedia es más ardua, y ante los amantes desgarrados por la fiereza de la pasión, por el celo rencoroso, por la venganza que lo arrasa todo, sentimos un principio de vértigo, como al detenernos en la desvanecida orilla de un precipicio o al asomarnos sobre el brocal de un antiguo pozo de aguas negras y vaporosas.

El celoso amor… el drama pasional…  Palabras, palabras que no alcanzan el sentido profundo de las definiciones y nos dejan como al borde, al margen, de las grandes realidades.  Palabras que apenas nos conceden vislumbrar dilatadas y desconocidas zonas del alma, al entreabrirnos, por unos instantes, los ventanales góticos de la pasión.

¡Esta carne doliente que fue tan amada, yace por tierra, cribada de balas o puñaladas¡  Esta carne doliente que se animó de vida en los arrebatos del amor, yace ensangrentada y deshecha para siempre, cual estatua destrozada por el mismo amor, enloquecido de celos.  Esta carne doliente…

Y mientras una curiosidad morbosa nos conduce con prisa por los dédalos confusos de los detalles en las grandes informaciones de los dramas pasionales, una piedad benévola alborea y esplende en nuestro corazón.  Mesurados y graves razonamientos procuran desalojarla.  Pero la sensatez francasa bajo la palpitante emoción de la hora enrojecida en que el celoso amor prende sus altas hogueras en la noche sin estrellas.  Solidaridad velada en el dolor y en el crimen; perplejo atavismo atavismo adamita; proclividad al mal: algo de todo esto orea el yermo de las almas en el acervo minuto en que los amantes celosos devuelven a la tierra, destrozada su carne loca y entregan a los diablos su espíritu y su amor.  Estremecimiento supremo, solamente comparable al que recorrería las cadenas de esclavos fatigados al ver aproximarse el sable verdugo que abriría en ellas claros pavorosos, tal el estremecimiento que nos sobrecoge a la orilla del drama pasional, cuando le vemos cruzar, a rebato, por las floridas campiñas de las ideas puras, por las labradas sementeras de la civilización.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: