Posteado por: diariodelgallo | julio 15, 2019

JUAN JOSÉ ARÉVALO, PRESENCIA VIVA: 1904-2004

 

Pocos años como presidente de Guatemala (1945-1951) bastaron a Juan José Arévalo (1904-1990) para dejar una marca polémica e indeleble en la vida política y cultural guatemalteca. Su recia presencia física e intelectual constituyó un parteaguas que permite hablar de un antes y un después de Arévalo en nuestra historia e inclusive en la del continente.

De personalidad densa y polifacética, Arévalo desde muy temprano, mostró dotes de líder y orador. Su niñez en el área rural -su nativa Taxisco, Santa Rosa- repartida entre juegos, estudio, lecturas y trabajo, lo enraizó en la tierra y tradiciones. Pero también lo hizo percatarse poco a poco de la situación de injusticia y violencia en que paradójicamente las dictaduras “liberales” habían sumido al país.

Su formación escolar en la provinciana Guatemala se completó con viajes y becas al extranjero que culminaron con un Doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación en la cosmopolita Argentina de los años treinta.

Toda su inmensa curiosidad y erudición se volcó en ramas diversas de las Humanidades: pedagogía, filosofía, letras, oratoria, ensayo, memorias, psicología, historia. Su discurso se cristalizó en numerosos libros que testimonian un legado significativo a la cultura guatemalteca. Fue, sobre todo, maestro y estadista. Estudioso de los valores, trató siempre de aplicarlos a los roles que debió desempeñar: la construcción de una nación moderna a largo plazo y el derecho a la educación de la infancia y juventud. Por supuesto, que hubo otras áreas donde su iniciativa fue sumamente afortunada: la seguridad social, el acceso al arte, el derecho laboral, la libre expresión, la inserción de la mujer en el mundo del estudio y del trabajo, entre otros.

Todo en el marco de referencia de la libertad y la democracia. Una de las contribuciones más valiosas que dejó Arévalo fue la fundación de la Facultad de Humanidades en 1945. Constituyó un proyecto largamente meditado que permitió la creación de un espacio para la reflexión y la creación de nuevos conocimientos entre estas disciplinas. Y, a largo plazo, un núcleo generador de formación en valores cívicos e individuales.

La Facultad de Humanidades de la Universidad Rafael Landívar con la participación de la Dirección de Asuntos Culturales, de la Asociación de Estudiantes de Humanidades, así como con la colaboración de la familia Arévalo de León y de la Dirección de Extensión de la Universidad de San Carlos de Guatemala, celebra el centenario del Arévalo humanista.

 

DESCARGAR EL LIBRO COMPLETO

Juan Jose Arevalo presencia viva

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: