El artículo trata de resaltar el papel que han jugado las redes familiares como estructuras de poder de larga duración en centroamérica debido a su capacidad de alianzas matrimoniales y de negocios, a la presencia de sus intelectuales orgánicos y a la fortaleza que poseen en la sociedad civil.

La metamorfósis de estas élites puede observarse a lo largo de la historia, analizando en cada período su capacidad de mantenerse en el bloque de poder y de concentrar el poder político y económico. El caso de la familia Durán es un buen ejemplo de red familiar de larga duración en América Central.

descargar el documento completo aquí

Casaus-Elites-y-Redes-Familiares

Anuncios
Posteado por: diariodelgallo | junio 19, 2019

TRES OBRAS DE TEATRO de Manuel Galich

 

Durante el siglo XX, el teatro en Guatemala crece y se desarrolla hasta alcanzar expresiones inesperadas en momentos altamente difíciles pata la vida del país. Entre los primeros dramaturgos de esta centuria sobresalen Rafael Arévalo Martínez, Alberto de la Riva y Adolfo Drago Braco, pero es Manuel Galich el que con una fecunda producción abre las puertas al teatro contemporáneo en Guatemala. Como la mayoría de escritores a los que les tocó vivir y padecer regímenes dictatoriales, Galich vio en el teatro el medio idóneo, no solo para la denuncia sino para educar a la población. Así lo vemos tanto en sus primeras obras, una de ellas El señor Gukub Caquix, donde se propone introducir al estudiante en el conocimiento de nuestra literatura ancestral, así como en aquellas de madurez, entre las que destaca El pescado indigesto, donde pone al descubierto la manipulación de las masas y la corrupción del poder. Desde luego están las obras de denuncia como El tren amarillo, que trae a la memoria el despojo de tierras guatemaltecas para la explotación del banano y la construcción de un ferrocarril para el transporte del producto por parte de compañías estadounidenses; y El desgraciado incidente del reloj que muestra la capacidad que tiene el teatro de adherirse a un proceso creativo que trasciende la puesta en escena y se convierte en una puerta a existencias paralelas. En este volumen se han incluido estas tres últimas obras mencionadas. Lo meritorio es que el teatro de Manuel Galich en ningún momento pierde su naturaleza artística, pues como buen escritor sabía cómo explicar la naturaleza de las cosas sin caer en el panfleto.

Biografía: Manuel Galich. Nació en la ciudad de Guatemala el 30 de noviembre de 1913. Estudió la secundaria en la Escuela Normal para Varones, hoy conocida como Instituto Central para Varones, y en 1948 obtuvo la licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad de San Carlos de Guatemala, para lo cual presentó el trabajo de tesis El hombre, la democracia y el derecho internacional americano. / Desde muy joven se inició en la política, fue uno de los dirigentes más representativos en la lucha contra la dictadura de Jorge Ubico y su sucesor Federico Ponce Vaides, y un revolucionario surgido a partir de la Revolución del 20 de Octubre de 1944. En este período ocupó cargos de mucha importancia, entre los que destacan el de Presidente del Congreso de la República en 1945, Ministro de Educación en 1946, Ministro de Relaciones Exteriores de 1951 a 1952, embajador en Uruguay en 1953 y embajador en Argentina en 1954. / Por sus grandes cualidades para la oratoria se le conoció como el “Verbo de la Revolución”. / El derrocamiento del régimen de Árbenz lo sorprendió cuando ejercía el cargo de embajador en Argentina. Ese hecho lo obligó a vivir allí hasta 1963, después se trasladó a La Habana, Cuba. En la isla fue nombrado director de la Casa de las Américas, dio clases de historia de América en la Universidad de La Habana y dirigió la revista teatral Conjunto. Como dramaturgo escribió: Los conspiradores (1930), Los necios (1934), El canciller Cadejo (1940), De lo vivo a lo pintado (1943), La historia a escena (1949), El tren amarillo (1950), El pescado indigesto (1953), La mugre (1953), La trata (1956), Pascual Abaj (1966) y Mr. John Tenor y yo (1975). También escribió tres obras de teatro para adolescentes: Miel amarga o el oso colmenero, Ropa de teatro y El señor Gukub Caquix, las cuales fueron publicadas bajo el título común de Teatrino en la revista Coyuntura. / Entre sus obras políticas destacan Del pánico al ataque (este libro reseña la lucha cívica contra los generales Jorge Ubico y Ponce Vaides), Por qué lucha Guatemala: Arévalo y Árbenz, dos hombres contra un imperio (1952), entre otras. / En 1977 recibió el premio Ollantay de Bogotá, por parte de la Federación de Festivales, de teatro de América. En 1983 el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT) de Cuba le otorgó el mismo premio y fue distinguido como Hombre de Teatro del año. En 1983 el gobierno cubano le otorgó la Orden Félix Varela y fue distinguido como Profesor de Mérito en la categoría de Docente Especial. Manuel Galich falleció en La Habana, Cuba, el 30 de agosto de 1984.

Al participar en un seminario del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades, tuve la oportunidad de conocer la mayor parte del material bibliográfico en que se hace referencia al papel que desempeñó el ayuntamiento de la ciudad de Guatemala en las postrimerías del dominio español en América y pude advertir que no existe un trabajo completo en donde se puntualice la labor realizada por los señores capitulares en las distintas épocas, ni la explicación del porqué dicha institución se transformó en el organismo rector y defensor de los intereses del pueblo cuya influencia fue determinante en el proceso histórico cultural de nuestro país. Faltan, por ejemplo, estudios que expliquen el caso de la clase alta y culta que integraba el ayuntamiento, cuyo prestigio ‘político lo convierte en el organismo decisivo en el proceso independentista, a pesar de que la Nueva Guatemala de la Asunción era entonces una ciudad de escasos habitantes, con un nuevo título y en su etapa inicial de construcción,

¿Qué factores influyeron en el ayuntamiento para convertirlo en el organismo que rebasa los límites correspondientes al Valle de Guatemala e influyente en los distintos aspectos de la vida del istmo centroamericano, y cuáles son estas proyecciones en el futuro de estas provincias?

 

Descargar el libro completo

Galicia-Diaz-Destruccion-y-Traslado-de-La-Ciudad-de-Santiago

 

Posteado por: diariodelgallo | junio 10, 2019

RACISMO, GENOCIDIO Y MEMORIA de Marta Elena Casáus Arzú

¡El racismo ha muerto!, anunciaban hace dos décadas casi todos los intelectuales. Hoy, en muchos países, nos encontramos con una exacerbación del racismo y de las ideologías de la supremacía blanca, y este fenómeno nos toma desprevenidos. Este libro explora las causas del recrudecimiento del racismo en el mundo y en especial en Guatemala, en donde nunca desapareció.

Racismo, genocidio y memoria reúne una serie de artículos que tiene como objetivo dar luz sobre las causas por las que en Guatemala se sigue operando desde una lógica racista y racialista y las causas por las que los espacios del racismo aún siguen sin reducirse, según cabría esperar en una sociedad democrática, plural y multicultural, en la que conviven distintas etnias y diferentes cosmovisiones. Explora las raíces histórico-políticas por las que el Estado guatemalteco sigue siendo homogéneo, racista y excluyente y no logra incorporar la pluralidad étnica, de género y de clase en su matriz y en sus políticas públicas y ni siquiera acepta la diversidad y el pluralismo jurídico a nivel constitucional.

Los artículos aquí reunidos se presentan en un orden inverso, lo que algunos historiadores llaman “la historia al revés”, empezando por los más recientes, que tocan temas como las condiciones de intencionalidad del genocidio y en los que se argumentan las razones por las cuales la autora considera que en Guatemala sí se produjo un genocidio y por qué éste debe de ser juzgado y condenado para que no vuelva a repetirse. A continuación, expone las expresiones de racismo y odio que los juicios por genocidio y crímenes de lesa humanidad provocaron en la prensa y las redes sociales, seguido de un artículo en el cual resalta la importancia de hacer justicia y de recordar el pasado para renegociar la memoria histórica. El libro vuelve a poner de manifiesto las raíces profundas del racismo histórico-estructural, como uno de los principales obstáculos para lograr una democracia y un estado plural que respete y reconozca la diversidad étnica, de género, etaria y de clase.

 

Posteado por: diariodelgallo | mayo 28, 2019

RELATOS AMBIDIESTROS de Paulina Méndez

Mis textos juguetean con el lenguaje escatológico. Satirizan a la sociedad actual, la cual ha perdido mucho del recato y el pudor que el colonialismo nos había heredado. Con el título de la antología busco crear un diálogo entre ideologías. Vivimos en el siglo XXI, dónde la derecha y la izquierda se han difuminado, y los conceptos caen confusos dentro de la mente de los jóvenes. El mundo de guerrillas y ejército ha quedado atrás pero el erotismo no pasa de moda. Mis relatos cobran vida sobre escenarios y tiempos distintos, pero todos buscan (al menos de cierto modo) rescatar lo sublime del erotismo a toda edad, momento o circunstancia. El oficio de escribir ha sido visto desde diversos puntos, pero para mí, no es más que encontrar una vena literaria y exprimirle hasta sacarle. Aquí expongo la mía. -Paulina Méndez

 

El presente ensayo tiene por objeto dar algunos perfiles característicos del pensamiento económico-social de la revolución guatemalteca de Octubre. No pretendemos hacer un examen pormenorizado de tal pensamiento, sino solamente nos proponemos destacar los aspectos que son más característicos, y que por ello constituyen un reflejo más fiel de la época y del contenido de la revolución.

Es también nuestro propósito llamar la atención sobre la evolución seguida por aquel pensamiento, desde sus primeras manifestaciones inmaduras hasta su definición precisa en el programa de gobierno de Jacobo Arbenz.

Queda fuera del alcance de estos apuntes el tratamiento de los aspectos político-sociales de la revolución de Octubre, aunque quizás en ellos se encuentra el material más notable de investigación, sobre todo para establecer la presencia de ciertos rasgos y tendencias sobresalientes de las revoluciones sociales en el Tercer Mundo contemporáneo.

El historiador de aquel complejo período de nuestra historia nacional, habrá de encontrar en tales aspectos el material necesario para explicar el curso que siguieron los acontecimientos. Tal cosa es imposible establecerla en un ensayo como el presente, en que el pensamiento económico- social se examina, por decirlo así, a nivel de gobernantes, quedando fuera de enfoque el comportamiento de las distintas clases sociales, en particular de los trabajadores industriales y agrícolas, cuya participación en el proceso cobró un sello propio a partir de 1949. Su papel e influencia no puede encontrarse en el pensamiento económico-social que aquí examinaremos.

 

Descargar el libro completo aquí

Guerra-Borges-Pensamiento-Economico-Social-de-La-Revolucion-de-Octubre

En el transcurso del siglo XVII la sociedad colonial guatemalteca adquirió regularidades sociales, étnicas y culturales que la caracterizarían en el futuro. Uno de los fenómenos de mayor importancia fue el mestizaje, el aparecimiento de fenómenos étnicos y sociales que marcarían al país. El término ladino, utilizado anteriormente para designar a los indígenas que habían adoptado rasgos culturales del invasor, como el idioma o la vestimenta, le sería aplicado desde entonces a la población mestiza en general.1 El principal interés era controlar y estratificar a la población según los intereses, valores y jerarquías de la sociedad de castas de la España de la época, reafirmando la segregación racial como principio rector de la sociedad colonial: “La estructuración de la sociedad colonial es la consecuencia de las condiciones de existencia que son propias de los conquistadores y pobladores europeos en el sector político y económico. Estos, como clase dominante, pretenden todas las preeminencias y ventajas y se consideran como el pueblo superior frente a los pueblos inferiores indígenas. De este modo, las diferencias de razas llegan a ser límites en la jerarquía social”.

Descargar el documento completo:

Del_mestizo_al_ladino_etnia_y_dominacion

Posteado por: diariodelgallo | mayo 22, 2019

DOSSIER de Augusto Monterroso

Augusto Monterroso nació el 21 de diciembre de 1921 en Tegucigalpa, Honduras, era hijo de la hondureña Amelia Bonilla y el guatemalteco Vicente Monterroso. En su casa reinaba un ambiente bohemio. La familia regentaba una imprenta que editaba el periódico Sucesos. A los once años abandonó la escuela y se volvió autodidacta.

En 1936 la familia se trasladó a Guatemala, donde pasó su infancia y juventud. Fundó en 1940 la Asociación de artistas y escritores jóvenes de Guatemala. Publicó sus primeros cuentos en la revista Acento y en el periódico El Imparcial, mientras trabaja clandestinamente contra la dictadura de Jorge Ubico. Firmó el Memorial de los 311, en el que se pedía la renuncia de Ubico y, tras la caída del dictador, creó con otros escritores el diario El Espectador. Finalmente fue detenido por orden del general Federico Ponce Valdés y tuvo que exiliarse  a México. Poco después triunfó en Guatemala el gobierno revolucionario de Jacobo Arbenz y Monterroso fue nombrado para un cargo menor en la embajada de Guatemala en México. Su destino quedó ya ligado a México, donde permanecería el resto de su vida, desde 1945 hasta 1952 en la Universidad Nacional Autónoma de México.

En 1952 publicó en México «El concierto» y «El eclipse», dos cuentos breves.

Al año siguiente se casó con la mexicana Dolores Yáñez, con quien tuvo una hija: Marcela.Se trasladaron a Bolivia al ser nombrado cónsul de Guatemala en La Paz.

Cuando Jacobo Arbenz fue derrocado en Guatemala, en 1954, renunció a su cargo de cónsul de Guatemala en La Paz y se trasladó a Santiago de Chile. En el país andino trabó amistad con Pablo Neruda, a quien visitó en Isla Negra y con quien colaboró en la Gaceta de Chile.

En 1956 regresó definitivamente a la Ciudad de México y desde entonces trabajó en diferentes cargos relacionados con el mundo académico y editorial: profesor del curso «Cervantes y el Quijote» en la UNAM; investigador del Instituto de Investigaciones Filológicas y profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, codirector y posteriormente director de la colección «Nuestros clásicos», jefe de redacción de la Revista de la Universidad de México y becario de El Colegio de México para estudios de Filología. Trabajó también como corrector de pruebas en la prestigiosa editorial mexicana Fondo de Cultura Económica y como redactor en la Revista de la Universidad de México.

En 1959 publicó Obras completas (y otros cuentos), su primer libro, que incluye el cuento más breve de la literatura hispanoamericana, El dinosaurio.

Fue invitado por Fidel Castro y Ernesto Che Guevara a la ceremonia de iniciación de la campaña de alfabetización en La Habana. Desde esa fecha viajó en numerosas ocasiones a Cuba, bien como miembro jurado del Premio Casa de las Américas, bien como invitado a conferencias y congresos de intelectuales.

En 1962 se casó con Milagros Esguerra, colombiana y madre de su segunda hija, María, que nació en 1966.

Viajó a Europa (París, Londres, Barcelona, Madrid, y diversas capitales de los entonces todavía países comunistas, los del Este de Europa), en 1967, y en  1970 impartió el Taller de Cuento de la Dirección General de Difusión Cultural de la UNAM, así como el Taller de Narrativa del Instituto Nacional de Bellas Artes, allí conoció a Bárbara Jacobs, que participaba en esos talleres y que se convertiría en su esposa. Los dos compartían idéntica pasión por la lectura, los viajes literarios y la vida sosegada,  y juntos llevaron a cabo la recopilación y posterior publicación de Antología del cuento triste (1992).

Le fue otorgado en 1975 el Premio Xavier Villaurrutia, uno de los más prestigiosos de México, y viajó a Varsovia, ciudad en la que coincidió con Juan Rulfo y Julio Cortázar.

En 1978 publicó su única novela Lo demás es silencio.

En 1993 regresó a Guatemala al ser nombrado miembro de la Academia Guatemalteca de la lengua.

En México recibió el Premio de Literatura Latinoamericana y del Caribe. Murió en Ciudad de México el 8 de febrero de 2003.

Monterroso es considerado como uno de los maestros del microrrelato.Su relato Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí, ha sido considerada como el relato más breve de la literatura.

 

Descarga el libro completo aquí

Augusto-Monterroso-Dossier-pdf

Sobre la Escuela Politécnica, escuela militar de Guatemala, poco se ha escrito y se ha utilizado un estilo poético y elegiaco para hacerlo, ya que sus egresados consideran un todo sagrado a su alma mater, siendo muy difícil de criticar sus valores y dinámica de enseñanza, peor aún de modificar, como cualquier sociedad cerrada. Manuel Molina es un amatitlaneco hijo de un hacendado conservador, que es enviado a estudiar a la École Spéciale Militaire de Saint Cyr en 1869, a instancias del Cónsul itinerante de Francia para Centroamérica, el coleccionista y pintor François Marie Léonce Angrand, ya que la geopolítica de la región era inestable y se preveían guerras, no solo con nuestros vecinos centroamericanos, sino una invasión mexicana o la expulsión de los británicos de Belice con apoyo aliado.

La formación ambivalente, entre la ingeniería y lo puramente castrense, que debió seguir la Escuela Politécnica luego de su fundación, se debió a una discusión sobre el desarrollo y la sobrevivencia nacionales, entre los más altos jerarcas de la Revolución de 1871; ninguna de las dos ideas logró imponerse, al menos hasta 1920. Para Manuel Molina era clara la solución, pero no le tomaron en serio, ya que era discriminado por no ser egresado de la Escuela Politécnica, además de la marginación que era objeto por los oficiales de línea, debido a lo presuntuoso de su formación extranjera. Si usted cree conocer la historia fundacional de la Escuela Militar, le recomiendo esta lectura.

Posteado por: diariodelgallo | mayo 20, 2019

LA INQUISICIÓN EN GUATEMALA de Ernesto Chinchilla Aguilar

 

La Inquisición en Guatemala fue la tesis que su autor presentó como requisito para culminar sus estudios de historia, realizados en México entre 1946 y 1951, en goce de una beca otorgada a través de la Facultad de Humanidades de la Universidad de San Carlos de Guatemala por El Colegio de México. Allí se formó recibiendo la docencia de ilustres historiadores como el mexicano Silvio Zavala, así como de los españoles exiliados José Miranda y Javier Malagón. Formó parte del primer grupo graduado en su especialidad por el Colegio de México.

En 1951 obtuvo el título de Historiador de la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México, y el grado académico de Maestro en Historia, por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México. Al retomar a Guatemala, Ernesto realizó de inmediato su incorporación profesional. Pasó a formar parte del cuerpo de catedráticos del Departamento de Historia de la Facultad de Humanidades de la Universidad de San Carlos de Guatemala desde 1952; asimismo, entró a trabajar como investigador al Instituto de Antropología e Historia, cuyo Consejo Directivo aprobó la publicación de su tesis de grado, la cual apareció dos años después dignamente impresa en los talleres de la Editorial del Ministerio de Educación Pública, que entonces acertadamente dirigía el gran impresor español Bartolomeu Costa-Amic.

 

La-Inquisicion-en-Guatemala-pdf

 

 

Posteado por: diariodelgallo | mayo 14, 2019

EL MEMORIAL DE SOLOLÁ

 

Aquí escribiré unas cuantas historias de nuestros primeros padres y antecesores, los que engendraron a los hombres en la época antigua, antes que estos montes y valles se poblaran, cuando no había más que liebres y pájaros, según contaban; cuando nuestros padres y abuelos fueron a poblar los montes y valles ¡oh hijos míos! en Tulán.

Escribiré las historias de nuestros primeros padres y abuelos que se llamaban Gagavitz el uno Zactecauh el otro2; las historias que ellos nos contaban: que del otro lado del mar llegamos al lugar llamado Tulán, donde fuimos engendrados y dados a luz por nuestras madres y nuestros padres ¡oh hijos nuestros! Así contaban antiguamente los padres y abuelos que se llamaban Gagavitz y Zactecauh, los que llegaron a Tulán, los dos varones que nos engendraron a nosotros los Xahilá.

DESCARGAR EL DOCUMENTO COMPLETO

El-Memorial-de-Solola

Posteado por: diariodelgallo | abril 26, 2019

LA CORRUPCIÓN DE UN PRESIDENTE SIN TACHA de Francisco Pérez de Antón

«El Buen Pastor abandona el rebaño para rescatar a la oveja extraviada. Hermosa idea. Pero en la vida pública eso sería una locura. Lo justo, lo debido, si se quiere salvar el rebaño, es sacrificar a la oveja perdida».

El carisma político de un joven profesional lo lleva presidente sin tacha sorpresivamente a la Presidencia de la República. Sus propuestas, sin embargo, son demasiado candorosas como para poder conducirlas a buen fin. Y en medio de una intriga poselectoral enrarecido por la tensión entre el nuevo presidente y la coalición de partidos que lo ha llevado al poder, aparece un misterioso personaje con un proyecto providencial que podría resolver la difícil coyuntura política y económica que aguarda al nuevo gobierno.

La corrupción de un presidente sin tacha constituye una obra de profundo calado moral. ¿Es cierto que actuar bien conduce necesariamente al bien? ¿Es posible que solo el mal sea capaz de derrotar al mal? ¿Han de condenar los vicios privados, pese a que estos se traduzcan en notorios beneficios públicos?

Concebida y escrita con la técnica de un trepidante thriller político, provisto de una trama apasionante y unos personajes cautivadores, La corrupción de un presidente sin tacha es también una turbadora parábola de nuestro tiempo en torno al trance en el que se ve inmerso todo hombre honrado que desea redimir la dignidad de un pueblo humillado por la corrupción política.

Posteado por: diariodelgallo | abril 8, 2019

DOS CARTAS DE DON PEDRO DE ALVARADO A HERNANDO CORTES (1524)

Estos dos documentos de la historia de Guatemala que no conocieron Remesal, Fuentes, Ximenez, Vasquez, Juarros ni otros escritores seguramente, y cuya falta nota el Señor Arzobispo García Pelaez, fueron dados a luz en México por González Barcia, en su obra titulada: ”Historiadores Primitivos de las Indias Occidentales”, impresa en tres volúmenes el ano de 1749 de la cual apenas se conoce hoy uno que otro ejemplar. Barcia no dice de donde las obtuvo; pero Don Paresal de Gallangos en la instrucción que escribió para la edición de las Cartas de Cortés al Emperador Carlos V., folios 7 y 8, dice que los originales se hallan en un Códice, folio menor, que con 640 fojas y bajo el número 120, se encuentra en la Biblioteca Imperial de Viena; el mismo en que se descubrió la primera carta de Cortés al Emperador Carlos V, que también se daba por perdida. La edición de Barcia es muy incorrecta: los nombres de lugares los desnaturaliza completamente; como una prueba de ello, el nombre de Utatlan, Capital del Kiché, aparece en estas Cartas indistintamente convertido en Visatan, Ucatlan, Otutlan, Otubla, etc. Sin embargo, estas Cartas arrojan luz sobre la Historia de América: desvanecen muchas falsas relaciones, cuentos imaginarios, conjeturas novelescas de los cronistas, estados sobre las marchas de Alvarado, fundación de Guatemala y otros puntos capitales. Sobre Alvarado, lo que no deja lugar a duda es: del corazón magnánimo e instintos compasivos y cristianos del Señor Don Pedro de Alvarado que gastó con los infelices indios hasta el extremo inaudito de mandarlos herrar como bestias.

 

DESCARGA EL LIBRO COMPLETO AQUÍ

Dos cartas manuscritas de Pedro de Alvarado

Posteado por: diariodelgallo | marzo 27, 2019

CINCO SIGLOS DE ENCUBRIMIENTO de Sam Colop

En este ensayo sobre el discurso colonialista, se analiza en primer lugar, el Discurso de Encubrimiento> el pensamiento de Cristóbal Colón con respecto a los nativos y las consecuencias de su aventura.  Cómo Colón argumenta por la esclavitud y su política de asimilación en la cual los nativos deben de “pagar un precio”.  En la segunda parte, Discurso de Invasión, se discute el discurso de cronistas en invasores.  Aquí se ejemplifica la parcialidad con que éstos escribieron su versión histórica y la forma en que material de esa misma versión fue manipulado.  En esta parte, también, se ilustra cómo el racismo sirve al proceso de colonización.  La tercera parte, Discurso Indio, es testimonio de la defensiva inicial.

DESCARGUE EL LIBRO AQUÍ

Cinco-Siglos-de-Encubrimiento

 

 

Posteado por: diariodelgallo | marzo 13, 2019

CON OJOS DE NIÑO por José María Flores Tintí

Los doce relatos que componen la ópera prima de José María Flores están narrados desde el candor y la sencillez de un niño que interpreta al mundo que le rodea por primera vez. Un mundo que está lejos de ser la totalidad del universo, pero que es la experiencia parcial y única del tránsito vital de un niño de un barrio guatemalteco, en el seno de una familia de clase trabajadora, durante la década delos sesenta. Más allá de los típicos abordajes que tienen autores de este género sobre la marginalidad y la violencia; los relatos de José María son también historias de luchas, frustraciones y superación, pero impregnados de optimismo y de redención.

Older Posts »

Categorías