Posteado por: diariodelgallo | octubre 4, 2019

VIAJE AL CENTRO DE LA FÁBULA de Augusto Monterroso

 

La obra es un compendio de entrevistas realizadas por diversos críticos y profesores a Augusto Monterroso.

En la «Presentación» del libro, Jorge von Ziegler asegura que se trata de un epílogo y un comentario de su obra primera, ya que de los nueve diálogos que contiene, el primero data de 1969 y el último, de 1982; es decir , exploran el pasado de «Obras completas (y otros cuentos)» y «La oveja negra» y son coetáneos de «Movimiento perpetuo» y «Lo demás es silencio».

A lo largo de distintas entrevistas con otros tantos estudiosos de su obra, descubre aspectos personales e íntimos en relación con su escritura y la repercusión de sus obras en los ambientes académicos e intelectuales.

Descargar el libro aquí

Augusto-Monterroso-Viaje-Al-Centro-de-La-Fabula-1

 

Posteado por: diariodelgallo | agosto 21, 2019

PEQUEÑAS LÁMPARAS de Luis de Lión

En Pequeñas lámparas el escritor Luis de Lión ilumina con su poesía la vida cotidiana de un universo que se expresa a través de la flora, la fauna, los astros y los elementos. Magia, sensibilidad y brevedad sobrevuelan las páginas de esta tierna colección de historias.

En mayo de 1995 se realizó en la Universidad de Quintana Roo, auspiciado por el Centro de Estudios Mayas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Tercer Congreso Internacional de Mayistas. En el evento inaugural, con la presencia de destacados estudiosos de esa cultura, la epigrafista mexicana Marise la Ayala dictó una conferencia magistral interpretando de modo preciso y documentado muchas de las inscripciones jeroglíficas dejadas por los mayas en las piedras de Toniná, Chiapas, y que permitieron al público asistente, conocer la historia de los gobernantes de
esa antigua localidad, con sus nombres y vicisitudes. Allí estaba pues, ante nosotros, la aplicación cuidadosa y detallada de los métodos desarrollados para leer los glifos mayas y conocer los secretos de esa escritura que durante tantos años fue muralla impenetrable que no pudieron derribar los grandes estudiosos de esta cultura. Fue la escuela norteamericana de epigrafía, representada en el congreso por Linda Schele, la primera en difundir
mundialmente los avances en el desciframiento y su aplicación en la lectura de estelas y otros testimonios.

Pero también asistió a este evento el investigador ruso Yuri Valentinovich Knórosov, el verdadero pionero en el desciframiento de la escritura prehispánica de los mayas, quien durante la Guerra Fría fue dura y encarnizada mente criticado por el eminente arqueólogo Sir John Eric Sidney Thompson, cuya avasallante presencia en el ámbito intelectual de occidente tendió un velo de dudas sobre las aportaciones de Knórosov. Se hizo
entonces, a iniciativa de los organizadores del congreso, una reivindicación pública de la obra del ruso, tocándome a mí promover ante el gobierno estatal, en un acto solemne realizado en la sede de la VII Legislatura Constitucional del estado de Quintana Roo, con la presencia del titular del poder ejecutivo, un emotivo homenaje que el pueblo y las autoridades de la entidad tributaron al doctor Yuri V. Knórosov.

Vi en esa ocasión emocionarse y alegrarse a quien hasta entonces había adoptado una actitud taciturna y ensimismada, al investigador ruso que en la soledad de su cubículo, sin nunca haber conocido físicamente las maravillas del mundo maya, logró hallar en la década de los cincuenta las primeras claves, las primeras pistas, los equivalentes a la piedra Rosetta de Egipto, para el desciframiento de la escritura que los mayas dejaron en
piedras y códices y que habían permanecido en absoluto misterio por más de mil años.

Ese mismo 1995, el H. Consejo Universitario de nuestra casa de estudios aprobó el Plan Estratégico de Desarrollo Institucional 1995-2000, en el que quedó establecido que una de las áreas prioritarias para orientar las actividades académicas es el estudio de la cultura maya, de sus vestigios y de su historia pero también de sus grupos étnicos que son numerosos e importantes en la entidad. Por esta razón, la Universidad se ha dado a la tarea de promover diversos proyectos para las zonas indígenas, y hemos sido el enlace con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para varias acciones de investigación, restauración y fomento de las zonas arqueológicas. Por ello también, desde que en el mencionado congreso recibí los primeros planteamientos para que la Universidad de Quintana Roo auspiciara la tarea de publicar en español el método del doctor Knórosov, me interesó vivamente la propuesta aunque desafortunadamente no se había podido concretar. Fue hasta fines de 1997, cuando el profesor José Arroyo Campohermoso, presidente del Colegio de Académicos de la Universidad, me llevó nuevamente la propuesta donde estaba ya incorporada la participación y apoyo de Editorial Sestante y del Grupo Xcaret, que se reiniciaron mis gestiones para obtener los fondos necesarios para la publicación
de la obra de Knórosov en español.

En este contexto, debo señalar que mis gestiones ante el gobierno del estado tuvieron éxito y se aprobó la aportación financiera para emprender esta obra de gran magnitud editorial, tanto por su complejidad y laboriosidad en su composición, como por la importancia que tiene el que por primera vez se conozca en nuestro idioma el método desarrollado por el doctor Knórosov para leer y descifrar los glifos mayas. Esta obra, en cuya edición han tenido especial cuidado la doctora Galina Yershova y los integrantes de Editorial Sestante, incluye además la traducción de los Códices Dresde, París y Madrid y el catálogo de Knórosov con la clasificación de más de mil glifos mayas.

Al margen de cualquier disputa entre las escuelas que se abrogan la paternidad del o los métodos para el desciframiento de la escritura maya, para la Universidad de Quintana Roo, la más joven de las universidades públicas estatales de México, representa un honor el poder contribuir en esta materia que es parte de sus prioridades institucionales y a la par una de las grandes aventuras intelectuales de nuestro tiempo, una hazaña que el eminente mayista Michael D. Coe ha equiparado con la exploración del espacio y el descubrimiento del código genético.

Sea este Compendio Xcaretun reconocimiento al doctor Yuri V. Knórosov; y sea también un homenaje tanto a los antiguos mayas, que lograron desarrollar la escritura que apenas hoy empezamos a descifrar y entender, como a los mayas de hoy, que lejos de sus antepasados luchan con dignidad y esperanza por mantener viva y vigente su milenaria cultura.

Efraín Villa nueva Arcos
RECTOR

Descargar el libro completo aquí

Compendio-Xcaret-de-la-Escritura-Maya

 

El proyecto de investigación “Oliverio Castañeda de Léon. Capas medias, conflicto social y represión en Guatemala (1976-1979)” es parte de la línea de investigación sobre víctimas, del Programa de Investigaciones sobre la Memoria y la Historia.

Este programa busca contribuir a la comprensión de la historia de Guatemala en la segunda mitad del siglo XX, a partir de la realización de investigaciones que, utilizando aproximaciones multidisciplinarias, permitan restituir y explicar los complejos procesos económicos, políticos y sociales que dieron lugar a un intenso período de movilización y protesta social que desembocaron en un prolongado enfrentamiento interno. En el caso de las víctimas de la represión, y de acuerdo con lo mandatado por la Comisión para el Esclarecimiento Histórico CEH existe la necesidad de reconocer su dignidad. El reconocimiento de la dignidad de las víctimas en muchos casos parte de recuperar su papel como transformadores sociales que, en aún a riesgo de su vida, impulsaron procesos organizativos y acciones para lograr la justicia social. Con esto se busca superar la visión planteada en ciertas interpretaciones de entender a las víctimas como el objeto pasivo de la acción represiva y recuperar el papel de sujetos y actores de la historia.

Asimismo, la CEH invitó a seguir profundizando en la investigación histórica del período, de manera que tanto los testigos y actores de los hechos, como las nuevas generaciones de guatemaltecos y guatemaltecas no sólo no olviden lo acontecido, sino posean una visión integral y crítica de este período histórico.

La adecuada comprensión de esto requiere la reconstrucción del contexto histórico, trascendiendo los hechos o acontecimientos específicos para abordar cómo los actores políticos y sociales respondieron a un entramado de condicionantes políticos, económicos y sociales nacionales, regionales y mundiales. La investigación propuesta pretende avanzar en esta dirección a partir de elaborar desde la sociología histórica una interpretación de la conflictividad y movilización social urbana de la segunda mitad de la década de 1970 a partir de la vida de uno de los dirigentes del movimiento estudiantil universitario que al igual que decenas de sus compañeros y compañeras encarnaron las aspiraciones por una sociedad distinta de una generación política.

 

Descargar aquí

OliverioCataneda-Las-Capas-Medias-y-El-Conflicto-Social

Posteado por: diariodelgallo | agosto 13, 2019

GUATEMALA PAÍS OCUPADO de Eduardo Galiano

 

La Editorial Nuestro Tiempo ha decidido publicar este estudio de Eduardo Gaicano sobre Guatemala porque es un trabajo documentado en el terreno mismo de los acontecimientos, y cargado de la riqueza de quien sabe aprehender el problema clave y exponer con precisión los diferentes aspectos de lo que ocurre.

Nos muestra los rasgos principales en un reportaje con las virtudes del gran periodismo —objetividad y concreción—, lleno de desarrollos que, por su amplitud y hondura, constituyen uno de los mejores testimonios sobre la actual realidad guatemalteca. A su inquisitiva penetración no escapa ningún aspecto de ella: nos proporciona, en efecto, una imagen clara de una problemática perfectamente delineada, de una respuesta surgida del colonialismo y de estructuras decrépitas que, si sobreviven, es por la violencia ejercida para imponer la expoliación a una inmensa mayoría.

La monstruosidad de tal estado de cosas se patentiza entera en esta obra del brillante escritor uruguayo, en sus análisis y comentarios que destacan lo que priva en la presente situación.

 

Descargar el libro completo aquí

Guatemala-Pais-Ocupado-Eduardo-Galeano

Posteado por: diariodelgallo | agosto 12, 2019

HIJOS DEL PEDERNAL Y LA BREA por Gerardo José Sandoval

 

Con la tensión que deben manejar las narraciones en sus tramas; con toques pertenecientes a la prosa poética y con cierres parecidos a los golpes fulminantes de los boxeadores, Gerardo José Sandoval ofrece estas siete trepidantes historias. Con una temática que ha sido relegada, estos personajes todavía respiran la pólvora que no ha dejado de caer. Una visión del Conflicto Armado a través de las voces de estos protagonistas que atrapan al lector a partir de sus reflexiones, a partir de sus propios olvidos. Pasemos, pues a revisitar el futuro.
Francisco Alejandro Méndez

Posteado por: diariodelgallo | julio 30, 2019

TRIUNVIRATOS de Roberto Ardón

 

Los triunviratos son una figura anormal en el ejercicio del poder. Aun cuando en teoría política se habla de la necesidad de la unidad de mando en la conducción de un Estado, en Guatemala al menos en seis ocasiones durante el siglo XX el poder ejecutivo estuvo repartido en manos de un gobierno colegiado.

¿Como se llegaron a constituir estas juntas de gobierno? ¿Que intereses hubo detrás de ellas? ¿Cuales fueron las dinámicas personales entre quienes las integraron y qué impacto tuvieron en la historia política del país?

Roberto Ardón, recurriendo a técnicas propias del historiador acude a fuentes publicadas para analizarlas y contrastarlas; entrevista a personajes claves y testigos de estos episodios para descubrir datos nunca antes expuestos; desarrolla nuevas hipótesis sobre las decisiones y las relaciones de poder que marcaron la historia de estos triunviratos, y hace emerger a luz publica documentos o fotografías hasta ahora celosamente guardados por sus poseedores.

TRIUNVIRATOS es una obra que aporta nuevos contenidos al conocimiento de las juntas de gobierno alrededor de las cuales gravitaron personajes de relevancia histórica como Francisco Javier Arana, Jacobo Arbenz, Carlos Castillo Armas y Efrain Rios Montt. La presente investigación contribuirá asimismo a esclarecer la controversial y poco estudiada figura del triunvirato, signo caracteristico del turbulento panorama político latinoamericano.

 

El 19 de octubre de 2012 se cumplieron cuarenta y cinco años de que Miguel Ángel Asturias (1899-1974) recibiera el Premio Nobel de Literatura. En Guatemala la fecha pasó desapercibida, no interesa, como no interesa su vida, mucho menos la obra. A continuación se abordan algunas etapas poco conocidas o polémicas de Asturias, viéndolo a la par o desde la visión de Luis Cardoza y Aragón y desde su relación con Gabriel García Márquez, que ayudan a entenderlo mejor. El nombre de Asturias, después de una larga carrera creativa, brilla y se oscurece en los años de la Guerra Fría del siglo pasado. El auge y la caída están relacionados con el boom de la novela latinoamericana de los años sesenta. Es decir, los escritores que, reflejando los vientos renovadores de la Revolución Cubana (1959), toman partido por el cambio social en América Latina. Asturias y Cardoza forman parte de este grupo de novelistas y poetas. Algunos de los escritores de la época del boom, como Cardoza, asumieron el compromiso sin que el autor y la obra fueran afectados. Asturias, por el contrario, enfrenta dificultades para desenvolverse en el mundo de la política, lo que termina ensombreciendo su vida y obra. El compromiso político provocó rupturas entre escritores, como con Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez. Entre Cardoza y Asturias la posición política es también lo que atrae y aleja, poniendo fin a la amistad. Las rivalidades literarias tendrían un papel significativo, algo común entre literatos.

 

1 El presente ensayo se publicó en dos partes en el suplemento cultural El Acordeón de El Periódico, Guatemala. La primera parte apareció bajo el título “El difícil camino de Asturias” el 5 de mayo de 2013 (<http://www.elperiodico.com.gt/es/20130505/elacordeon/227834/&gt;). La segunda parte apareció el 13 de julio de 2014 bajo el título “Una pelea entre escritores: Asturias y García Márquez” (<http://elperiodico.com.gt/es/20140713/elacordeon/250728/&gt;).

 

Descargar el documento completo aquí

El_difícil_camino_de_Miguel_Angel_Asturi

Posteado por: diariodelgallo | julio 23, 2019

Duelo de Eduardo Halfon

«Usted no escribirá nada sobre esto, me preguntó o me ordenó mi papá, su índice elevado, su tono a medio camino entre súplica y mandamiento. Pensé en responderle que un escritor nunca sabe de qué escribirá, que un escritor no elige sus historias sino que éstas lo eligen a él, que un escritor no es más que una hoja seca en el soplo de su propia narrativa. Pero por suerte no dije nada. Usted no escribirá nada sobre esto, repitió mi papá, su tono ahora más fuerte, casi autoritario.

Sentí el peso de sus palabras. Por supuesto que no, le dije, quizás sincero, o quizás ya sabiendo que ninguna historia es imperativa, ninguna historia necesaria, salvo aquellas que alguien nos prohíbe contar.» En este nuevo libro del proyecto literario de Eduardo Halfon, el autor guatemalteco, siempre indagando en los mecanismos de la construcción de la identidad, se sumerge en aquellos que se originan en las relaciones fraternales: duelo como combate que se inicia con el nacimiento de un hermano y duelo también como luto por su muerte. Una novela profunda y emotiva que acrecienta la reputación del autor, «uno de esos escasísimos escritores ?como señaló la revista francesa Lire? que no necesitan escribir largo para decir mucho.»

Posteado por: diariodelgallo | julio 22, 2019

GOBERNANTES DE GUATEMALA SIGLO XVII por Horacio Cabezas Carcache

 

Las novelas El Visitador y Los Nazarenos, de José Milla y Vidaurre, así como El Deán Turbulento, de Jorge García Granados, recrean en forma amena excelentes algunos sonados acontecimientos de la Guatemala del Siglo XVII y su lectura pueden propiciar y motivar para profundizar un poco más en la compleja interrelación que hubo durante dicho siglo entre un sistema económico —basado en la explotación del jiquilite, el repartimiento de indígenas y el latifundio formado en el arrebato de las tierras de las comunidades indígenas—; una aristocracia celosa de sus privilegios y siempre opuesta al incremento de los impuestos; gobernantes interesados en el enriquecimiento rápido sin importar los medios; un clero —seculares y regulares— más dedicado a la promoción de sus intereses económicos que a la difusión del Evangelio, pero siempre pronto a hacer uso de las herramientas del Derecho Canónico —excomunión y entredicho— y las frecuentes constantes calamidades públicas —terremotos, plagas de chapulines, epidemias, inundaciones y, en especial, la perenne presencia pirata con sus repetidos saqueos no sólo de puertos como Trujillo, Santo Tomás de Castilla y Bodegas del Golfo, sino también de ciudades como Granada, León y Cartago.

Los obrajes añileros, iniciados durante las últimas décadas del siglo XVI, se multiplicaron en toda la región costera del Pacífico, desde Suchitepéquez hasta Rivas (Nicaragua), siendo los más importantes los de la Alcaldía Mayor de San Salvador, al grado que diezmaron significativamente a la población indígena. Laicos y sacerdotes controlaron la explotación del añil o jiquilite, pero los más favorecidos fueron los grandes comerciantes que, en forma anticipada, garantizaban la compra del tinte, al adelantar a los dueños de obrajes granos básicos, cortes hechos mediante el repartimiento de algodón a las indígenas y mercancías europeas, fenómeno que fue conocido como habilitación. Los obrajes añileros convirtieron a los indígenas en el sector más explotado y vilipendiado, pues por un lado los blancos emplearon a negros y castas como capataces en tales empresas; y por otro las denuncias de los atropellos resultaban en su mayoría desechadas, pues los jueces visitadores eran sobornados por sus dueños.

Las enormes riquezas generadas en la actividad añilera contribuyeron al surgimiento del barroco guatemalteco —orfebrería, retablos, pinturas, música, templos, casas señoriales—, siendo sus principales mecenas los grandes comerciantes y los dueños de obrajes que así pretendían ganarse un supuesto premio en la otra vida. La mayoría de dotes de las que ingresaban a los monasterios femeninos y el diezmo que favorecía en especial a la jerarquía eclesiástica provenía igualmente de la explotación añilera. Lógico fue que obispos, canónigos, órdenes religiosas, abadesas y principales familias defendieran tan inicuo sistema de explotación.

 

Descargar el libro completo aquí

Gobernantes-de-Guatemala-Siglo-Xvii-Cabezas

Posteado por: diariodelgallo | julio 18, 2019

LA NOVELA DE LA REVOLUCIÓN CENTROAMERICANA (1960-1990)

 

Dos tendencias son comunes en las regiones del Tercer Mundo los movimientos por la liberación nacional frente a las formas del neocolonialismo y las luchas por vencer la miseria e instaurar un orden social más justo y equitativo. Ambas tendencias han implicado tanto a la acción particular como a
la actividad intelectual. El reto ha sido ofrecer una respuesta  endógena -nacida desde el interior de las sociedades tercermundistas- a los problemas del subdesarrollo, frente a unos patrones exógenos -venidos de las metrópolis- que han demostrado su ineficacia al contribuir a perdurar históricamente la subordinación y la desigualdad.

A pesar de los movimientos independentistas, las antiguas colonias han seguido sometidas a las fuerzas del capitalismo sin haber conseguido superar la pobreza. La vinculación de las economías de estos países al mercado internacional, aunque generó una expansión económica, no supuso un concomitante bienestar para las mayorías, por el contrario, agravó en muchos casos los problemas sociales Los movimientos nacionalistas han buscado revertir unos modelos de sociedad hasta ahora orientados hacia el exterior -extractivos- y sustentados por unas clases dominantes beneficiarias que han salvaguardado los intereses hegemónicos. La intención ha sido renegociar las relaciones con las metrópolis y reestructurar las sociedades para orientarías hacía la satisfacción de las necesidades básicas internas.
La actividad intelectual en las regiones del Tercer Mundo ha sido coherente con el proyecto anti-colonial pero su reto no ha sido meramente la independencia sino la creatividad. Se ha rechazado la simple imitación, la copia o el injerto. Frente a la idea de que la transferencia de conocimientos desde el exterior resolverá los problemas, se ha planteado la necesidad de una producción interna; se ha reconocido la necesidad de ser originales frente a unas situaciones originales y se ha asumido que es desde los propios contextos -desde las propias realidades y culturas nacionales- desde donde mejor pueden gestarse las respuestas a unos problemas que son también nacionales.

La creatividad intelectual, en el terreno de la ciencia, la tecnología, la literatura y las artes, ha supuesto una voluntad de poder, un intento de incidir en la historia de las sociedades que se ha ejercido contra la hegemonía ideológica y política de las clases dominantes y las metrópolis. Como señala el estudioso mexicano Pablo González Casanova:

“Crear dentro o fuera de lo nacional o hispanoamericano plantea el problema de crear dentro o fuera de una clase dueña de un poder establecido, de una cultura dominante, o dentro y fuera de las clases emergentes, el poder naciente, la cultura nueva”

El proyecto anti-colonial en Hispanoamérica -aunque no todos los paises de este continente pueden consíderarse tercermundistas y algunos estudiosos prefieren el calificativo de países del Sur para referirse a ellos- no ha sido entendido como un simple regreso a las culturas autóctonas y una renuncia a la razón, tal como lo planteara el escritor francés Alain Fínkíelkraut refiriéndose a casos concretos en Asia y Africa.

Más que simple tribalismo, hay en el fondo un impulso hacia el progreso y la modernidad, hacia un desarrollo que pasa necesariamente por la reivindicación de lo autóctono pero que no supone el rechazo del pensamiento y la cultura occidentales en lo que tienen de valioso. En este sentido, el discurso crítico se construye con el colonizador y contra él ; desde una cultura mestiza y unos lenguajes mezclados se persigue el conocimiento que conduce a la liberación . Como señala González Casanova “el discurso creador no se organiza sólo con el poder como prohibición.

 

Descargar el documento completo.

La-Novela-de-La-Revolucion-Centroamericana

Posteado por: diariodelgallo | julio 15, 2019

JUAN JOSÉ ARÉVALO, PRESENCIA VIVA: 1904-2004

 

Pocos años como presidente de Guatemala (1945-1951) bastaron a Juan José Arévalo (1904-1990) para dejar una marca polémica e indeleble en la vida política y cultural guatemalteca. Su recia presencia física e intelectual constituyó un parteaguas que permite hablar de un antes y un después de Arévalo en nuestra historia e inclusive en la del continente.

De personalidad densa y polifacética, Arévalo desde muy temprano, mostró dotes de líder y orador. Su niñez en el área rural -su nativa Taxisco, Santa Rosa- repartida entre juegos, estudio, lecturas y trabajo, lo enraizó en la tierra y tradiciones. Pero también lo hizo percatarse poco a poco de la situación de injusticia y violencia en que paradójicamente las dictaduras “liberales” habían sumido al país.

Su formación escolar en la provinciana Guatemala se completó con viajes y becas al extranjero que culminaron con un Doctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación en la cosmopolita Argentina de los años treinta.

Toda su inmensa curiosidad y erudición se volcó en ramas diversas de las Humanidades: pedagogía, filosofía, letras, oratoria, ensayo, memorias, psicología, historia. Su discurso se cristalizó en numerosos libros que testimonian un legado significativo a la cultura guatemalteca. Fue, sobre todo, maestro y estadista. Estudioso de los valores, trató siempre de aplicarlos a los roles que debió desempeñar: la construcción de una nación moderna a largo plazo y el derecho a la educación de la infancia y juventud. Por supuesto, que hubo otras áreas donde su iniciativa fue sumamente afortunada: la seguridad social, el acceso al arte, el derecho laboral, la libre expresión, la inserción de la mujer en el mundo del estudio y del trabajo, entre otros.

Todo en el marco de referencia de la libertad y la democracia. Una de las contribuciones más valiosas que dejó Arévalo fue la fundación de la Facultad de Humanidades en 1945. Constituyó un proyecto largamente meditado que permitió la creación de un espacio para la reflexión y la creación de nuevos conocimientos entre estas disciplinas. Y, a largo plazo, un núcleo generador de formación en valores cívicos e individuales.

La Facultad de Humanidades de la Universidad Rafael Landívar con la participación de la Dirección de Asuntos Culturales, de la Asociación de Estudiantes de Humanidades, así como con la colaboración de la familia Arévalo de León y de la Dirección de Extensión de la Universidad de San Carlos de Guatemala, celebra el centenario del Arévalo humanista.

 

DESCARGAR EL LIBRO COMPLETO

Juan Jose Arevalo presencia viva

Posteado por: diariodelgallo | julio 12, 2019

EL TEATRO EN LOS OCHENTA EN GUATEMALA por Hugo Carrillo

Un movimiento teatral de total renovación de todo lo que se hacía hasta entonces en Guatemala irrumpió en el país a raíz de la Revolución de Octubre de 1944. Esta se inició con un movimiento popular que en junio de ese año, exigió su renuncia al dictador de 14 años, el general Jorge Ubico, de tendencias pro-nazis y mentalidad medieval de administrador de haciendas. Ubico dejó en el poder al general Ponce Vaidez, quien intentó entronizarse en el mismo, pero 14 estudiantes universitarios y algunos militares tomaron la noche del 19 de Octubre la Guardia de Honor por asalto, y en pocas horas de intensos tiroteos habían controlado la situación, obligando a Ponce Vaidez a renunciar de su mandato provisional y establecido lo que durante diez años se convirtió en el primer intento por instituir un estado de democracia en el país: La Revolución de Octubre.

 

Descargar el libro completo

El-Teatro-de-Los-Ochenta-en-Guatemala

 

El artículo trata de resaltar el papel que han jugado las redes familiares como estructuras de poder de larga duración en centroamérica debido a su capacidad de alianzas matrimoniales y de negocios, a la presencia de sus intelectuales orgánicos y a la fortaleza que poseen en la sociedad civil.

La metamorfósis de estas élites puede observarse a lo largo de la historia, analizando en cada período su capacidad de mantenerse en el bloque de poder y de concentrar el poder político y económico. El caso de la familia Durán es un buen ejemplo de red familiar de larga duración en América Central.

descargar el documento completo aquí

Casaus-Elites-y-Redes-Familiares

Posteado por: diariodelgallo | junio 19, 2019

TRES OBRAS DE TEATRO de Manuel Galich

 

Durante el siglo XX, el teatro en Guatemala crece y se desarrolla hasta alcanzar expresiones inesperadas en momentos altamente difíciles pata la vida del país. Entre los primeros dramaturgos de esta centuria sobresalen Rafael Arévalo Martínez, Alberto de la Riva y Adolfo Drago Braco, pero es Manuel Galich el que con una fecunda producción abre las puertas al teatro contemporáneo en Guatemala. Como la mayoría de escritores a los que les tocó vivir y padecer regímenes dictatoriales, Galich vio en el teatro el medio idóneo, no solo para la denuncia sino para educar a la población. Así lo vemos tanto en sus primeras obras, una de ellas El señor Gukub Caquix, donde se propone introducir al estudiante en el conocimiento de nuestra literatura ancestral, así como en aquellas de madurez, entre las que destaca El pescado indigesto, donde pone al descubierto la manipulación de las masas y la corrupción del poder. Desde luego están las obras de denuncia como El tren amarillo, que trae a la memoria el despojo de tierras guatemaltecas para la explotación del banano y la construcción de un ferrocarril para el transporte del producto por parte de compañías estadounidenses; y El desgraciado incidente del reloj que muestra la capacidad que tiene el teatro de adherirse a un proceso creativo que trasciende la puesta en escena y se convierte en una puerta a existencias paralelas. En este volumen se han incluido estas tres últimas obras mencionadas. Lo meritorio es que el teatro de Manuel Galich en ningún momento pierde su naturaleza artística, pues como buen escritor sabía cómo explicar la naturaleza de las cosas sin caer en el panfleto.

Biografía: Manuel Galich. Nació en la ciudad de Guatemala el 30 de noviembre de 1913. Estudió la secundaria en la Escuela Normal para Varones, hoy conocida como Instituto Central para Varones, y en 1948 obtuvo la licenciatura en Ciencias Jurídicas y Sociales en la Universidad de San Carlos de Guatemala, para lo cual presentó el trabajo de tesis El hombre, la democracia y el derecho internacional americano. / Desde muy joven se inició en la política, fue uno de los dirigentes más representativos en la lucha contra la dictadura de Jorge Ubico y su sucesor Federico Ponce Vaides, y un revolucionario surgido a partir de la Revolución del 20 de Octubre de 1944. En este período ocupó cargos de mucha importancia, entre los que destacan el de Presidente del Congreso de la República en 1945, Ministro de Educación en 1946, Ministro de Relaciones Exteriores de 1951 a 1952, embajador en Uruguay en 1953 y embajador en Argentina en 1954. / Por sus grandes cualidades para la oratoria se le conoció como el “Verbo de la Revolución”. / El derrocamiento del régimen de Árbenz lo sorprendió cuando ejercía el cargo de embajador en Argentina. Ese hecho lo obligó a vivir allí hasta 1963, después se trasladó a La Habana, Cuba. En la isla fue nombrado director de la Casa de las Américas, dio clases de historia de América en la Universidad de La Habana y dirigió la revista teatral Conjunto. Como dramaturgo escribió: Los conspiradores (1930), Los necios (1934), El canciller Cadejo (1940), De lo vivo a lo pintado (1943), La historia a escena (1949), El tren amarillo (1950), El pescado indigesto (1953), La mugre (1953), La trata (1956), Pascual Abaj (1966) y Mr. John Tenor y yo (1975). También escribió tres obras de teatro para adolescentes: Miel amarga o el oso colmenero, Ropa de teatro y El señor Gukub Caquix, las cuales fueron publicadas bajo el título común de Teatrino en la revista Coyuntura. / Entre sus obras políticas destacan Del pánico al ataque (este libro reseña la lucha cívica contra los generales Jorge Ubico y Ponce Vaides), Por qué lucha Guatemala: Arévalo y Árbenz, dos hombres contra un imperio (1952), entre otras. / En 1977 recibió el premio Ollantay de Bogotá, por parte de la Federación de Festivales, de teatro de América. En 1983 el Centro Latinoamericano de Creación e Investigación Teatral (CELCIT) de Cuba le otorgó el mismo premio y fue distinguido como Hombre de Teatro del año. En 1983 el gobierno cubano le otorgó la Orden Félix Varela y fue distinguido como Profesor de Mérito en la categoría de Docente Especial. Manuel Galich falleció en La Habana, Cuba, el 30 de agosto de 1984.

Older Posts »

Categorías